lunes, 12 de febrero de 2018

Meïlys y Bastien "LA BICI BRINDA LA VELOCIDAD PERFECTA PARA VIAJAR"


¿Te imaginaste alguna vez que se podía cruzar el océano Atlántico haciendo dedo? Pues sí, se puede y eso fue lo que hicieron esta pareja de cicloturistas franceses que alojamos en casa cuando ya estaban finalizando su viaje de un año y medio de duración.


Con el imponente marco de la ciudad medieval de Mont. San Michel, los dos viajeros franceses iniciaron su aventura en las míticas costas de Normandía. Recorrerían 17.000 km en un año y medio de viaje.

Meïlys y Bastien (29), oriundos de GRENOBLE partieron de Francia, recorrieron la costa de su país, de España y Portugal y en las islas Canarias “hicieron dedo” hasta que capitán alemán aceptó subirlos a bordo de su velero para navegar con él durante 24 días hasta las Antillas. Eramos solo nosotros y él y nuestra tarea era hacer de vigías durante las noches para evitar que algún barco más grande no nos llevara por delante. La navegación fue muy calma y nos cruzamos con tan pocos barcos que terminamos abandonando nuestro puesto. Tras navegar el Océano Atlántico pasaron a Colombia para comenzar  recorrer el América del Sur hasta llegar a Usuahia en la Argentina.


Estos simpáticos viajeros, sostienen que la bici brinda la velocidad perfecta para VIAJAR. -Te da la libertad necesaria para conocer e interactuar con la gente mientras te desplazas integrado al paisaje. Para nosotros la bicicleta es perfecta.


-En este viaje nos hemos encontrado con gente maravillosa -nos cuenta.  Por ejemplo, en Bolivia que es un país con carencias materiales, encontramos gente capaz de compartir todo lo que tienen.  Casi se diría que su amabilidad y generosidad es proporcionalmente inversa a sus carencia… es maravilloso encontrar seres humanos así.

Charla de viaje y mate. Aunque no acostumbro a ofrecer mate a los viajeros que no tienen el "paladar acostumbrado" a esta infusión tan nuestra, Meïlys y Bastien la disfrutaron sin problemas y para nuestra sorpresa nos dijeron que se llevaban un mate y un termo en sus alforjas para seguir con esta costumbre en Francia.

Aquí en Uruguay otra cosas llamó su atención. Al comprar comestibles en un almacén cercano a casa no pudieron pagar con tarjeta porque el comercio se había quedado sin conexión a internet. Al querer devolver la mercadería, el comerciante les dijo que se la llevaran y que regresaran otro día a pagársela. Estaban sorprendidos por la confianza del hombre…¡¡esto en Francia no pasa!! –reconocieron entre risas.


Cuando rememoran su viaje nos cuentan -pensar que cuando hicimos nuestros primeros 500 km. estábamos contentísimos, nos parecían muchísimos, y hoy a punto de terminar el viaje llegaremos a los 17.000 km pedaleados…miramos para atrás y nos cuesta creer lo que hemos realizado rodando en nuestras bicis. 

Pueden visitar el blog de Maïlys y Bastien picando aquí

sábado, 2 de diciembre de 2017

Locos al Pedal. LA AVENTURA DE BUSCAR OTRA VIDA EN LOS CAMINOS DE AMÉRICA

Si hace 3 años a Samanta Palavicino (30) o a Federico Camargo(29) le hubieran dicho que sus vidas experimentarían un vuelco radical, ninguno de los dos lo hubieran creído. Si le hubieran dicho que esa aventura la harían en bicicleta mucho menos. Esta pareja de cicloturistas argentinos, provenientes de SAN NICOLÁS DE LOS ARROYOS y que alojé en mi casa por unos días, en diciembre del 2015 decidió abandonar sus respectivas vidas dedicadas al estudio y al trabajo para hacerse a la ruta como cicloturistas. 


Ambos reconocen no haber sido ciclistas antes de iniciar esta aventura, ni mucho menos soñar con emprender un viaje utilizando bicicletas  de cañas de bambú.  
LO QUE DEBIÓ SER.
Cuando “soltaron amarras” para recorrer el sur argentino, no tenían todas las respuestas para las interrogantes propias y ajenas que le planteaba esta aventura y éste estilo de vida. 
-Sabíamos que abandonábamos el “mandato social” por el cual vos y tus familiares arman sus vidas de una determinada manera. Según ese mandato yo hubiera tenido que recibirme de psicóloga –recuerda- Samanta, y yo haberme jubilado como obrero en la misma fábrica donde mi padre trabajó toda su vida, y dónde ya tenía mi futuro asegurado reconoce Federico.
El armar y desarmar alforjas, una rutina habitual para los viajeros a pedal.

Cuando le pregunto a Fede si en su familia había algún aventurero que lo hubiera inspirado para hacer eso me contesta; - recuerdo, que uno de los únicos antecedentes relacionados con la aventura tuvo que ver con una conferencia que presencié en mi adolescencia.



-En ella, Alfredo Barragán, capitán de la mítica EXPEDICIÓN ATLANTIS relató cómo en 1984 cruzó el Atlántico en una balsa a vela junto con una tripulación de 5 hombres.  El sostenía que la vida cobraba sentido cuando uno luchaba por sus sueños y que no había imposibles…esa idea me “voló la cabeza”
-En mi caso -dice SAMANTA- mi destino era convertirme en psicóloga y vivir como profesional. Siempre me fue bien en los estudios y era lo que mi familia esperaba de mí… pero yo no estaba satisfecha con la vida que llevaba y deseaba un cambio. No fue fácil tomar la decisión de dejarlo todo. Yo no creo que todas las personas estén hechas para esto, ni que el viajar sea un camino de rosas.

Dejando la ciudad de Paysandú para recorrer las costas uruguayas antes de ingresar a Brasil por el Chuy.

-De hecho, los contratiempos del viaje me han hecho llorar muchas veces al costado del camino, pero reconozco que eso mismo me ha hecho crecer enormemente como persona. Cuando miro 3 años para atrás, hay aspectos en los cuales ya no me reconozco.

SOLTANDO AMARRAS.
 Para este viaje Sami y Fede ahorraron a lo largo de 1 año con el fin de compararse todo el equipo que llevan a bordo de sus singulares bicicletas.

La resistencia, flexibilidad y bajo peso del bambú parecen reunir las condiciones para fabricar una buena bicicleta de cicloturismo, apta para viajar muchos kilómetros con muchos kilos de carga.

Sus bicis fabricadas en Rosario por la firma MALON, son de bambú, y con ellas abandonaron sus vidas sedentarias para convertirse en dos trashumantes a pedal. 
Hoy todo lo que poseen lo cargan en sus alforjas, mientras las experiencias del camino les transforma la mente y el alma. Tan removedora fue la experiencia, que el viaje por el sur continúa ahora hacia el norte para conocer otras regiones de América

LOS VIAJEROS
Cuando estuvieron en casa como huéspedes de la comunidad WARMSHOWERS (Duchas Calientes), nos dejaron los mejores recuerdos de dos seres humanos comprometidos con descubrir otra forma de discurrir por esta vida, alejados de las zonas de confort a la que nos apegamos la mayoría de los mortales. Samanta y Federico recorren ahora la costa uruguaya rumbo a Brasil, para seguir conociendo el continente americano.


Cuando le preguntamos si han vivido problemas de inseguridad en el camino ellos responden, el mundo no es como los medios de comunicación lo pintan. Ellos “venden” lo malo, pero felízmente hay mucha más gente BUENA que MALA en este mundo…solo que de los buenos la televisión no se ocupa
BUENOS VIENTOS viajeros y que los acompañe aquella máxima de ALFREDO BARRAGAN (Expedición Atlantis) que dice…”QUE EL HOMBRE SEPA QUE EL HOMBRE PUEDE”.
Por Sandro Rivero


Pueden seguir a Samanta y Federico en FACEBOOK buscándolos como LOCOS AL PEDAL.


domingo, 10 de septiembre de 2017

FERNANDO TEJÓN: “La reclinada ha supuesto para mí un punto de inflexión”.


Desde hace un tiempo Fernando Tejón adquirió en Polonia el cuadro su bicicleta reclinada que terminó armando en su ciudad PONFERRADA – ESPAÑA. Como nos pasa a todos, tras las primeras experiencias, Fernando fue modificando su bici para adaptarla a sus necesidades, pero sobre todo admite que reclinada lo devolvió a la actividad física y a sentirse bien. 


-Tras un sinfín de modificaciones he llegado a una configuración de la bici que me satisface plenamente. Me resulta muy cómoda y agradable de usar en carretera que es su hábitat natural. Por otro lado gracias a un uso regular y a una alimentación cuidada, he mejorado notablemente mi forma física, lo que me anima a continuar usándola y a compaginarla con otras disciplinas. Las satisfacciones que da la práctica deportiva acompañada de hábitos saludables son de primer orden.
Sigo con la reclinada haciendo generalmente rutas de entre 50 y 100 km-comenta Fernado. Gracias a eso, a otras prácticas deportivas moderadas, ahora cuido mucho mi alimentación haciéndola equilibrada y eliminando o restringiendo al máximo la comida basura he adelgazado poco a poco más de 20 kg poniéndome en mi peso según las tablas de IMC. Además los análisis muestran que estoy en la "zona verde" en niveles de grasa, musculares, hidratación, etc. Satisfacción en lo físico que obviamente tiene su reflejo en lo mental.

-La reclinada ha supuesto para mí un punto de inflexión-afirma Fernando-  Podía haber sido cualquier otra cosa lógicamente, pero es a ella a quien tengo que agradecer haber iniciado todos los positivos cambios que he hecho. El agradecimiento se extiende, claro está, a todos los que han compartido información sobre el tema entre los que te encuentras en lugar destacado.
Con mis mejores deseos y agradecimiento te envío un cordial saludo.



Puedes obtener más información de este reclinado español visitando su blog en el que cuenta su aventura de descubrir y disfrutar las posibilidades que le ha dado su reclinada. PICANDO AQUÍ

domingo, 27 de agosto de 2017

CARLOS WENDEL "MI CONSEJO ES QUE SE ANIMEN, PRUEBEN Y TRATEN DE COPIAR MODELOS YA PROBADOS"

Carlos (50) reconocer haber heredado su pasión por las bicicletas de su
padre quien fue ciclista desde muy joven.  -“Siempre quise buscarle la vuelta a la incomodidad que me producía la postura de las bicicletas tradicionales-reconoce Carlos-, es por eso que gracias a internet, hace algunos años encontré las bicicletas reclinadas.


-Inmediatamente construí un trike que ya no lo tengo porque lo presté y volvieron solo partes...Después de esto, pasó un buen tiempo hasta que comencé a construir una reclinada de dos ruedas. Fue entonces que tuve problemas con la estabilidad y terminé abandonando.
CARLOS WENDEL  vive en Villa Mercedes, una localidad ubicada en la provincia de San Luis a 732 km de Buenos Aires y trabaja como docente de Carpintería en una escuela Técnica. En el ámbito particular Carlos es luthier.


Cuando le pregunto si tiene algún punto de contacto su profesión de luthier con la fabricación de una reclinada responde, si bien no hay mucha similitud con la luthería, creo que ambas actividades sí están ligadas por la creatividad.
Continuando con su reseña Carlos recuerda su nuevo intento por tener una reclinada. Un día buscando otra vez algún modelo para construir, conocí a Enrique Demarchi, que me brindó su apoyo incondicional y salió la actual reclinada!



-Probé varias formas con la dirección y no resultaba, vi uno de los modelos de Demarchi, con dirección debajo del asiento, hice la prueba y me resultó muy cómodo. Este tema fue la parte más compleja del proyecto. La primera experiencia a bordo fue un poco inestable, le consulté a Enrique y me respondió que sólo era cuestión de acostumbrarse.  


Así comienza la gestación de una reclinada. Prueba y error, paciencia y creatividad para lograr el objetivo...pedalear tu propia creación.

Carlos me cuenta que usa en su reclinada en ruta para hacer actividad física. En la ciudad me resulta todavía un poco complejo el manejo, por el tránsito vehicular.



Respecto a la reacción de la gente cuando lo ve pedaleando su reclinada me dice, Cuando me ven circular con la reclinada, me observan como "bicho raro", algunos se animan a preguntar y mi respuesta es muy simple: "es la bici más cómoda que he usado, sólo el que la usa puede entenderlo"





Este es el molde de madera que ayudará a dar forma al futuro asiento de la reclinada, una de las piezas que necesariamente tendremos que fabricar porque no es posible "rescatarla" de otra bici en desuso como ocurre con otras partes de una bicicleta reclinada. 




Observese los huecos practicados al costado del molde que sirven para el anclaje de las morsas que ajustarán las maderas encoladas a las curvas que sugiere el molde.


Carlos exhibiendo el asiento terminado al retirarlo de la prensa. Tal vez éste sea una de las etapas de construcción de su reclinada, donde su oficio de luthier le facilitó el trabajo. -El molde lo fabriqué con las curvaturas que me pasó Enrique Demarchi - me cuenta, lo hice con 3 terciados de 3 mm y tuve que humedecer con agua caliente para facilitar el curvado , luego coloque cola vinilica para luego prensarlo. 


Por último le pedí a Carlos un consejo para aquellos que están pensando en hacerse una reclinada y me dijo, “mi consejo es que se animen, prueben y traten de copiar modelos que ya están probados. Aclaro que corté, soldé, pinté muchas, muchas veces! Pero aunque a veces me sentí decepcionado, seguí adelante hasta lograrlo!  

LAS MEDIDAS DE LA RECLINADA

El cuadro está fabricado con caños estructurales de pared 1,6 mm. Distancia entre ejes: 104cm . Altura del piso al asiento: 62cm. Altura del piso a caja pedalera: 70cm. Se regula la distancia según la altura del ciclista. El rodado es 26-20.


Nota de redacción: Mi permanente agradecimiento a ENRIQUE DEMARCHI por haber hecho posible este artículo al facilitar el contacto con Carlos Wendel, y por su incansable trabajo en favor de las reclinadas y tantos otros temas que provocan su inquieta creatividad. A Enrique lo pueden encontrar en RECUMBIKE ARGENTINA



viernes, 14 de abril de 2017

WOLF & WOLF: CUANDO LOS LOBOS SE PONEN A CONSTRUIR BICICLETAS RECLINADAS


 Todo indica que las reclinadas WOLF & WOLF son un asunto de familia. Según cuentan sus responsable, el proyecto nace de la pasión compartida en la familia de hacer largas excursiones en bicicleta por los paradisíacos Alpes Suizos.
Desde 1996 buscan la bicicleta ideal para encausar su pasión por los viajes cicloturísticos. 


Franz Furmaniak, Gabriel Wolf, Susane Wolf y Florian Wolf son los responsables de esta firma.

La parte trasera de la Apes Tourer AT1 muestra la robustéz de su cuadro así como la utilización de un solo brazo en su tren delantero. La ausencia de suspensión en ambos ejes tal vez obligan a los fabricantes a dotar algunos de sus modelos con neumáticos de perfil alto para absorber las imperfecciones del camino.

Para eso han recurrido a un modelo bajo, configurado con rueda 26 atrás y 20 adelante y un cuadro rígido con reminiscencia a la emblemática P38 americana al que han rediseñado acomodándola a sus propias necesidades. La búsqueda siempre es la misma, buena trasmisión de  potencia, rigidez en el cuadro y  poco peso (13, 6 kg).

El atractivo perfil de la Wolf &Wolf

La estructura del cuadro al desnudo. Aquí se destaca mejor el único brazo ahuecado que porta la rueda delantera.


El asiento dispuesto a unos 35 grados forma parte de la estructura general del cuadro. Las dimensiones del mismo pueden ser adaptados a las medidas del usuario.


Dada la estructura trasera formada por caños finos, las WOLF & WOLF son armadas en los bancos del taller donde se asegura que todos sus componentes sean soldados correctamente. En el armado de las máquinas  muchas veces participan los futuros dueños de la reclinadas, con lo que la experiencia de montarse a una WOLF & WOLF termina siendo es una cosa muy personal.


La firma promociona sus WOLF & WOLF Alpes Tourer AT1 como "las reclinadas  para viajes ilimitados".  

Sus fabricantes han subidos videos explicativos del montaje de sus reclinadas que Uds. pueden seguir picando en estos link.




sábado, 14 de enero de 2017

RECLINADO NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR...

Luciano Baglieto es un viajero insaciable. Nacido en Castelar, bajo el signo de Capricornio suele darle un portazo a esa vida cotidiana y tomar los caminos de América para recorrerlos en bicicleta. El viajar muchas veces sin dinero no fue obstáculo para conocer Bolivia, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela,  Brasil y distintas regiones de su país, la Argentina. Desde hace un tiempo cuenta con una espectacular HI -BENT M RACER PRO fabricada en San Justo y aquí nos cuenta su nueva experiencia como reclinado.

Luciano Baglietto
Al recordar cómo conoció las bicicletas reclinadas Luciano relata, que una vez viajando por Misiones le hicieron una entrevista en la radio de Posadas (capital de la Provincia). Al dejar la radio lo esperaba uno de los oyentes que le ofreció hospedarle en su casa. Ese muchacho -Hernán Maidana tenía una bicicleta reclinada. -Cuando la probé quedé enamorado –recuerda. 
Con ella me pasó algo muy loco. En ese viaje había salido sin dinero, así que una de las forma de conseguirlo era ir a la plaza con mi guitarra, armar una especie de stand con mis fotos, mi bicicleta y mis bolsos además de un banner que decía que estaba dando la vuelta al mundo. El muchacho que me estaba alojando en su casa me acompaña y él andaba en su bicicleta reclinada. Entonces pasaba algo muy loco, la gente, en lugar de ver lo que yo mostraba se acercaba a ver la bicicleta de este muchacho. 
Al final tenía que pedirle que la escondiera atrás porque la gente no me daba bola y no me colaboraban.



-Cuando uno viaja sin plata -me explica- , la bicicleta funciona como un imán y cuanta más gente se te acerca, más oportunidades tienes de conseguir contactos, colaboraciones y hospedaje. 
Entonces al ver la reacción de la gente con la bicicleta reclinada pensé, con esta bicicleta voy a llamar muchísimo más la atención y se me va a acercar muchísima más gente. 
Por eso me dije, YO TENGO QUE TENER UNA BICICLETA COMO ESA PARA MI PRÓXIMO VIAJE.

¿Y cómo te resultó la experiencia ahora que tienes la tuya? 

-Después que compré mi reclinada HI BENT hice un viaje de prueba de 650 km entre Buenos Aires- Tandil y Pinamar. El viaje duró dos semanas y la experiencia fue excelente. Sin dudas - me dije - ésta ES UNA BICICLETA PARA VIAJAR. 



-La postura de la HI-Bent es diferente a la que yo había probado en Misiones, ésta fue diseñada más para velocidad. Es más aerodinámica y uno va más apoyado sobre la espalda que sobre la cola.


En las fotos he  visto que tu reclinada al principio tenía suspensión delantera y ahora no. ¿A qué se debe?

-Yo no recomiendo usar bicicletas con suspensión- responde Luciano- , tanto si es una montain bike como una reclinada.  Las suspensiones pesan alrededor de 2,5 kg. contra 600 gramos de una horquilla de aluminio rígida.  
No considero que para viajar uno deba llevar suspensión, pero si entiendo que tienes que estar más atento al  peso de la bici. Por esa razón cambié la suspensión con la que vino equipada de fábrica por una horquilla rígida.

¿Crees que las bicicletas reclinadas son aptas para hacer cicloturismo?

-Si la bicicleta reclinada es más apta o no para el cicloturismo, yo solo te puedo hablar puntualmente de mi bicicleta.


 -Mi bicicleta Hi-Bent MRacing Pro está pensada y diseñada para hacer velocidad, no es una bicicleta diseñada para viajar. Uno va muy acostado y prácticamente lo que más apoya es la espalda, por lo que supongo, que ir con ella por caminos de ripio debe ser una tortura…no la he probado, pero creo que no se adaptaría bien. 



Ahora, si vas por ciudades y carreteras asfaltadas no tendrás problemas.
Lo que digo, es que si fuera una bicicleta diseñada para viajar sería más cómoda todavía, más versátil y liviana, aunque nunca deja de ser muy divertida. 
La reclinada que probé en Misiones, al tener otra geometría y ser  más corta entre ejes, la posición del ciclista era más erguida y apoyaba más la cola en el asiento y menos la espalda. Pienso que una reclinada con esa geometría se adaptarían mejor a terrenos accidentados.  

¿Cuál utilizarías en tus viajes?

-Dependiendo de cómo planifique mis viajes  yo optaría por una u otra bicicleta. 
Si yo sé que voy a hacer una ruta exclusivamente de ripio no iría con la reclinada, optaría con la mountain bike que sé que no tendría inconvenientes.


-Pero si voy a hacer un viaje como los últimos dos que hice, en el que recorrí autopista y rutas de asfalto, sin dudar elegiría la HI BENT. 
Los dos estilos son buenos para hacer cicloturismo pero teniendo en cuenta el terreno que recorrerás. 


-En cuanto a usarlas en la montaña entiendo que tiene una desventaja.
Los músculos que trabajan más en este tipo de bicicletas son los muslos y los gemelos en lugar de los isquiotibiales
Es decir, que los músculos más grandes de las piernas no entran en acción y ahí se nota la diferencia entre una bicicleta convencional y una reclinada.


-No digo que sea imposible subir cuestas con ella, pero trepar los 4500 mts como me tocó hacerlo en Bolivia, con la reclinada puede volverse un poco traumático.



-Entiendo que es muy difícil luchar contra años y años de desarrollo de las montain bike y  por eso son las bicicletas más vendidas.
Las reclinadas son bicicletas muy divertidas, muy llamativas, pero si me preguntas específicamente, te diría que las mountain bike son las más indicadas para viajar por todo tipo de terreno.


 Ahora, si me fuera de viaje por un año me llevaría la reclinada,  porque te suma posibilidades. 
A la gente le llaman mucho la atención estas bicicletas.

Te vi usando un tráiler tirado por tu reclinada. ¿Cómo te fue?

-No los recomiendo para nada, no lo volveré a usar. En mi viaje a Reconquista utilicé uno y la bicicleta iba pesadísima. Para viajes largos para mí  lo ideal es usar 4 alforjas y listo.


 -En viajes cortos basta con dos. 
Ese viaje se me hizo durísimo, pasé mucho calor, con viento en contra todos los días y encima la bicicleta pesadísima con el tráiler enganchado a ella.  No lo volvería a usar.

¿Qué buscas cuando salís a viajar en bici?

-Ni más ni menos que la SENSACIÓN DE LIBERTAD. La bici representa un desafío físico, mental. 
Viajar por lugares con temperaturas de 38, 39 grados, subir 25 kilómetros de cuestas, cruzar países, todo eso te da  una GRAN LIBERTAD.
Por ejemplo, darme cuenta mientras viajaba  sin dinero por el Amazonas, que jamás me faltó un plato de comida fue estupendo. 
Ser consciente que No necesitaba el dinero para vivir fue una experiencia increíble. 


-Eso me hizo crecer como hombre, como persona y aprendí un montón de valores, entre otras cosas, darle otra perspectiva a lo que uno tiene.

-Yo creo que soy un afortunado, me he dado todos los gustos que quise viviendo aventuras al límite.
Los viajes me hicieron crecer como persona, aprendí a resolver situaciones complejas y me di cuenta que lo que me propongo lo puedo conseguir, HAY QUE PROPONÉRSELO NO MÁS”.


-La vida es tan simple y sencilla que agradeces todos los días por tan hermoso regalo!