sábado, 16 de junio de 2018

José Ramón Viñas: UN RECLINADO VIAJERO


A José Ramón Viñas (58) lo descubrí como nos pasa hoy en día… por internet. Algunas fotos suyas llamaron mi atención, lo que me llevó a contactarlo para conocer sus vivencias como ciclista reclinado.   José Ramón no solo resultó ser un entusiasta de la modalidad, sino un dedicado constructor de alguna de las reclinadas que utiliza. Mecánico Industrial e informático, reside en la ciudad de BURLADA a 2 km de Pamplona y recuerda haber descubierto las reclinadas en el año 1998. Esta es su historia contada en primera persona.

- Las reclis las conocí a través de un Belga que hacia el camino a Santiago,  y sentí la curiosidad de experimentar esta nueva forma de montar en bici. Aquí en Pamplona no había nada parecido, así que antes de comprar una en centro Europa, me puse a fabricar una a partir de bicis viejas que reciclé en el 2002.

A FABRICAR SE HA DICHO.
-La fabricación no fue muy difícil –Reconoce José- y una vez lista y probada me convenció totalmente.

La primera reclinada con un aire muy navideño.



-Con el tiempo le puse un motor eléctrico y un parabrisas comprado en Estados Unidos. La usaba esencialmente para ir a trabajar y ocasionalmente para algún paseo.
Habitualmente me gusta preguntar a los reclinados respecto a la reacción de la gente cuando los ve y esto me cuenta José.

-La impresión que daba a la gente era de sorpresa, curiosidad y les hacía gracia el modo de usarla. 
Por otro lado,  era curioso como el resto de la comunidad ciclista me ignoraba como si fuera inferior en prestaciones a las convencionales, y al principio era verdad, no conseguía seguirles, pero a base de hacer km casi todos los días, me puse al mismo nivel que ellos. Al día de hoy no hay  nadie que me tosa, así que ahora la mayoría me saluda y respeta. 



Dispuesto a seguir con su aventura reclinada este español relata, -en 2003 aposté a comprar una reclinada de segunda mano en Paris. 
Se trata de la decatalogada Cruiser de la marca holandesa NAZCA y como se mostraba más ligera, mejor equipada y confortable, la usaba para hacer paseos cortos entre 40 a 80 km mientras que en verano me atrevía hacer largos recorridos en la jornada, con 260 km los días más largos.


-En el 2006 inicié la construcción de una réplica de la Cruiser para sustituir a la primera que construí, mejorando ostensiblemente la ligereza, confort y el equipamiento. 
Todas las bicis tienen la posibilidad de añadir el parabrisas Streamer de HPVelotecnik y una capota que ideé para días muy inclementes de lluvia, nieve o frío. 

Unos de sus tantos viajes en las reclinadas.

LLEGANDO A LAS RECLINADAS DE FABRICA Y AL TANDEM CASERO

-En el 2015 compré de segunda mano la decatalogada ORCA OPTIMA con el fin de hacerla de carretera pura, cuadro de aluminio y ruedas de 26.




-La ORCA es más ligera, más tumbada, más rápida y prácticamente la uso a diario para correr y medirme con otros ciclistas con bicis de carrera muy en forma. 

José Ramón en compañía de "Mamen" su esposa a bordo del tamden de construcción casera.

-Por último mi mayor proyecto fue la tándem para usarla con mi mujer, ya que nos permite recorrer 100 km cómodamente. La esbocé en la noche vieja del 2016 y la finalicé en Julio.



Su mayor funcionalidad es que equipa un motor de 260W directo al pedalier  trasero, tiene tracción delantera y trasera independiente y la posibilidad de partirla en tres segmentos de 1 m cada uno para transportarla fácilmente en coche, tren o avión; las fotos la veras incluso tirando de un remolque en una ruta que hicimos por Francia.




CICLORURISMO EN RECLINADA

 José es uno de esos ciclistas que saca ventajas del confort y rendimiento de las reclinadas para hacer viajes por distinas rutas. Aquí reseña algunos de los viajes emprendidos.


-Las rutas más largas las hice con la Cruiser de Nazca, recli amarilla: con la cual en el 2015 hice la ruta Pamplona-Cadiz con 1200Km en 12 días y vuelta en bus. En mayo de este año, la ruta Pamplona-Alto Tajo- Sierra Segura- Cazorla y retorno a Pamplona por Cazorla-Ciudad Real-Madrid-Guadalajara-Cuenca-Soria-Pamplona, con 1740 km, 10.000 m desnivel acumulado en 14 días, 30 kg de equipo y 4 kg menos en el mi cuerpo.



Esta vez incorporé un remolque tipo ExtraWheel de 20" de rueda y un motor de 250W con su batería de 10Ah.
Todo el conjunto no mermaba significativamente la velocidad, acabando las jornadas con medias de unos 22 km/h.
La estabilidad tampoco se vio comprometida con el peso extra del motor y batería. No me arrepentí de llevarlo, ya que las pendientes no eran problema en ningún momento.


Bueno, esto es un ejemplo de lo que ya es pasado pero nuevas rutas asoman a próximos años... !

¡Gracias JOSE ANTONIO por compartir tu amplia experiencia reclinada!

viernes, 2 de marzo de 2018

DANIEL: EL VIAJERO APACIBLE

Daniel es uno de esos tipos que viaja tranquilo, apaciblemente. No lo preocupan la cantidad de kilómetros recorridos, porque no parece estar interesado en impresionar a nadie con ellos. 

Cuando lo recibimos en casa, hacía 4 meses que había partido desde su ciudad ESTRELLA, en el estado de Río Grande del Sur para recorrer  la Patagonia . De profesión informático, Daniel me cuenta que haber hecho otros viajes en bici, por ejemplo a Montevideo en compañía de ciclistas amigos.


Tras conversar sobre viajeros que hace mucho tiempo que ruedan por el mundo, me confiesa sus ganas de regresar a casa, -4 meses de viaje para mi es suficiente -dice Daniel. 



Daniel también es un ciclista reclinado, y aunque no utilizó su recumbent de bambú en éste viaje, cuando probó mi reclinada dijo sentir "saudades" de la bici que había dejado en Brasil. 

También es músico y en el viaje lo acompañó su ukelele. Aquí haciendo música mientras es observado atentamente por Toky, mi perro.

En el anecdotario de su viaje recuerda, que a pesar de que lo haga solo,  al recorrer la Patagonia siempre puedes compartir ruta con cicloturistas de otras partes del mundo que hacen este mítico recorrido al fin del mundo (Usuahia). Cuando le pregunto cómo piensa que ve la gente al cicloturista,  inmediatamente recuerda una anécdota;  allá en el sur, un día  venía pedaleando solo y un auto me pasó. A los pocos metros se detuvo y bajó una persona solo para alcanzarme una pizza. Estaba calentita y muy rica, eso me reconfortó muchísimo me cuenta Daniel al recordar aquel gesto solidario.

¿Y todavía se preguntan por qué los cicloturistas evitan las grandes ciudades y acampan en medio de la naturaleza y retirados de la gente? En la foto de Daniel está la repuesta.

lunes, 12 de febrero de 2018

Meïlys y Bastien "LA BICI BRINDA LA VELOCIDAD PERFECTA PARA VIAJAR"


¿Te imaginaste alguna vez que se podía cruzar el océano Atlántico haciendo dedo? Pues sí, se puede y eso fue lo que hizo esta pareja de cicloturistas franceses para pasar de Europa a América por mar.  Los alojamos en casa y esta es la historia de su viaje de un año y medio de duración.


Con el imponente marco de la ciudad medieval de Mont. San Michel, los dos viajeros franceses iniciaron su aventura en las míticas costas de Normandía. Recorrerían 17.000 km en un año y medio de viaje.

Meïlys y Bastien (29), oriundos de GRENOBLE partieron de Francia, recorrieron la costa de su país, de España y Portugal y en las islas Canarias “hicieron dedo” hasta que un capitán alemán de un velero aceptó subirlos a bordo para navegar con él durante 24 días hasta las Antillas. -Eramos solo nosotros y él y nuestra tarea consistía en  hacer de vigías durante las noches para evitar que algún barco más grande no nos llevara por delante. La navegación fue muy calma y nos cruzamos con tan pocos barcos que terminamos abandonando nuestro puesto con la conformidad del capitán. Tras navegar el Océano Atlántico pasaron a Colombia para comenzar  recorrer el América del Sur hasta llegar a Usuahia en la Argentina.


Estos simpáticos viajeros, sostienen que la bici brinda la velocidad perfecta para VIAJAR. -Te da la libertad necesaria para conocer e interactuar con la gente mientras te desplazas integrado al paisaje. Para nosotros la bicicleta es perfecta.


-En este viaje nos hemos encontrado con gente maravillosa -nos cuenta.  Por ejemplo, en Bolivia que es un país con carencias materiales, encontramos gente capaz de compartir todo lo que tienen.  Casi se diría que su amabilidad y generosidad es proporcionalmente inversa a sus carencia… es maravilloso encontrar seres humanos así.

Charla de viaje y mate. Aunque no acostumbro a ofrecer mate a los viajeros que no tienen el "paladar acostumbrado" a esta infusión tan nuestra, Meïlys y Bastien la disfrutaron sin problemas, y para nuestra sorpresa nos dijeron que se llevaban un mate y un termo en sus alforjas para seguir con esta costumbre en Francia.

Aquí en Uruguay otra cosas llamó su atención. Al comprar comestibles en un almacén cercano a casa, no pudieron pagar con tarjeta porque el comercio se había quedado sin conexión a internet. Al querer devolver la mercadería, el comerciante les dijo que se la llevaran y que regresaran otro día a pagársela. Estaban sorprendidos por la confianza del hombre…¡¡esto en Francia no pasa!! –reconocieron entre risas.


Cuando rememoran su viaje nos cuentan -pensar que cuando hicimos nuestros primeros 500 km. estábamos contentísimos, nos parecían muchísimos, y hoy a punto de terminar el viaje llegaremos a los 17.000 km pedaleados…miramos para atrás y nos cuesta creer lo que hemos realizado rodando en nuestras bicis. 

Pueden visitar el blog de Maïlys y Bastien picando aquí

sábado, 2 de diciembre de 2017

Locos al Pedal. LA AVENTURA DE BUSCAR OTRA VIDA EN LOS CAMINOS DE AMÉRICA

Si hace 3 años a Samanta Palavicino (30) o a Federico Camargo(29) le hubieran dicho que sus vidas experimentarían un vuelco radical, ninguno de los dos lo hubieran creído. Si le hubieran dicho que esa aventura la harían en bicicleta mucho menos. Esta pareja de cicloturistas argentinos, provenientes de SAN NICOLÁS DE LOS ARROYOS y que alojé en mi casa por unos días, en diciembre del 2015 decidió abandonar sus respectivas vidas dedicadas al estudio y al trabajo para hacerse a la ruta como cicloturistas. 


Ambos reconocen no haber sido ciclistas antes de iniciar esta aventura, ni mucho menos soñar con emprender un viaje utilizando bicicletas  de cañas de bambú.  
LO QUE DEBIÓ SER.
Cuando “soltaron amarras” para recorrer el sur argentino, no tenían todas las respuestas para las interrogantes propias y ajenas que le planteaba esta aventura y éste estilo de vida. 
-Sabíamos que abandonábamos el “mandato social” por el cual vos y tus familiares arman sus vidas de una determinada manera. Según ese mandato yo hubiera tenido que recibirme de psicóloga –recuerda- Samanta, y yo haberme jubilado como obrero en la misma fábrica donde mi padre trabajó toda su vida, y dónde ya tenía mi futuro asegurado reconoce Federico.
El armar y desarmar alforjas, una rutina habitual para los viajeros a pedal.

Cuando le pregunto a Fede si en su familia había algún aventurero que lo hubiera inspirado para hacer eso me contesta; - recuerdo, que uno de los únicos antecedentes relacionados con la aventura tuvo que ver con una conferencia que presencié en mi adolescencia.



-En ella, Alfredo Barragán, capitán de la mítica EXPEDICIÓN ATLANTIS relató cómo en 1984 cruzó el Atlántico en una balsa a vela junto con una tripulación de 5 hombres.  El sostenía que la vida cobraba sentido cuando uno luchaba por sus sueños y que no había imposibles…esa idea me “voló la cabeza”
-En mi caso -dice SAMANTA- mi destino era convertirme en psicóloga y vivir como profesional. Siempre me fue bien en los estudios y era lo que mi familia esperaba de mí… pero yo no estaba satisfecha con la vida que llevaba y deseaba un cambio. No fue fácil tomar la decisión de dejarlo todo. Yo no creo que todas las personas estén hechas para esto, ni que el viajar sea un camino de rosas.

Dejando la ciudad de Paysandú para recorrer las costas uruguayas antes de ingresar a Brasil por el Chuy.

-De hecho, los contratiempos del viaje me han hecho llorar muchas veces al costado del camino, pero reconozco que eso mismo me ha hecho crecer enormemente como persona. Cuando miro 3 años para atrás, hay aspectos en los cuales ya no me reconozco.

SOLTANDO AMARRAS.
 Para este viaje Sami y Fede ahorraron a lo largo de 1 año con el fin de compararse todo el equipo que llevan a bordo de sus singulares bicicletas.

La resistencia, flexibilidad y bajo peso del bambú parecen reunir las condiciones para fabricar una buena bicicleta de cicloturismo, apta para viajar muchos kilómetros con muchos kilos de carga.

Sus bicis fabricadas en Rosario por la firma MALON, son de bambú, y con ellas abandonaron sus vidas sedentarias para convertirse en dos trashumantes a pedal. 
Hoy todo lo que poseen lo cargan en sus alforjas, mientras las experiencias del camino les transforma la mente y el alma. Tan removedora fue la experiencia, que el viaje por el sur continúa ahora hacia el norte para conocer otras regiones de América

LOS VIAJEROS
Cuando estuvieron en casa como huéspedes de la comunidad WARMSHOWERS (Duchas Calientes), nos dejaron los mejores recuerdos de dos seres humanos comprometidos con descubrir otra forma de discurrir por esta vida, alejados de las zonas de confort a la que nos apegamos la mayoría de los mortales. Samanta y Federico recorren ahora la costa uruguaya rumbo a Brasil, para seguir conociendo el continente americano.


Cuando le preguntamos si han vivido problemas de inseguridad en el camino ellos responden, el mundo no es como los medios de comunicación lo pintan. Ellos “venden” lo malo, pero felízmente hay mucha más gente BUENA que MALA en este mundo…solo que de los buenos la televisión no se ocupa
BUENOS VIENTOS viajeros y que los acompañe aquella máxima de ALFREDO BARRAGAN (Expedición Atlantis) que dice…”QUE EL HOMBRE SEPA QUE EL HOMBRE PUEDE”.
Por Sandro Rivero


Pueden seguir a Samanta y Federico en FACEBOOK buscándolos como LOCOS AL PEDAL.


domingo, 10 de septiembre de 2017

FERNANDO TEJÓN: “La reclinada ha supuesto para mí un punto de inflexión”.


Desde hace un tiempo Fernando Tejón adquirió en Polonia el cuadro su bicicleta reclinada que terminó armando en su ciudad PONFERRADA – ESPAÑA. Como nos pasa a todos, tras las primeras experiencias, Fernando fue modificando su bici para adaptarla a sus necesidades, pero sobre todo admite que reclinada lo devolvió a la actividad física y a sentirse bien. 


-Tras un sinfín de modificaciones he llegado a una configuración de la bici que me satisface plenamente. Me resulta muy cómoda y agradable de usar en carretera que es su hábitat natural. Por otro lado gracias a un uso regular y a una alimentación cuidada, he mejorado notablemente mi forma física, lo que me anima a continuar usándola y a compaginarla con otras disciplinas. Las satisfacciones que da la práctica deportiva acompañada de hábitos saludables son de primer orden.
Sigo con la reclinada haciendo generalmente rutas de entre 50 y 100 km-comenta Fernado. Gracias a eso, a otras prácticas deportivas moderadas, ahora cuido mucho mi alimentación haciéndola equilibrada y eliminando o restringiendo al máximo la comida basura he adelgazado poco a poco más de 20 kg poniéndome en mi peso según las tablas de IMC. Además los análisis muestran que estoy en la "zona verde" en niveles de grasa, musculares, hidratación, etc. Satisfacción en lo físico que obviamente tiene su reflejo en lo mental.

-La reclinada ha supuesto para mí un punto de inflexión-afirma Fernando-  Podía haber sido cualquier otra cosa lógicamente, pero es a ella a quien tengo que agradecer haber iniciado todos los positivos cambios que he hecho. El agradecimiento se extiende, claro está, a todos los que han compartido información sobre el tema entre los que te encuentras en lugar destacado.
Con mis mejores deseos y agradecimiento te envío un cordial saludo.



Puedes obtener más información de este reclinado español visitando su blog en el que cuenta su aventura de descubrir y disfrutar las posibilidades que le ha dado su reclinada. PICANDO AQUÍ

domingo, 27 de agosto de 2017

CARLOS WENDEL "MI CONSEJO ES QUE SE ANIMEN, PRUEBEN Y TRATEN DE COPIAR MODELOS YA PROBADOS"

Carlos (50) reconocer haber heredado su pasión por las bicicletas de su
padre quien fue ciclista desde muy joven.  -“Siempre quise buscarle la vuelta a la incomodidad que me producía la postura de las bicicletas tradicionales-reconoce Carlos-, es por eso que gracias a internet, hace algunos años encontré las bicicletas reclinadas.


-Inmediatamente construí un trike que ya no lo tengo porque lo presté y volvieron solo partes...Después de esto, pasó un buen tiempo hasta que comencé a construir una reclinada de dos ruedas. Fue entonces que tuve problemas con la estabilidad y terminé abandonando.
CARLOS WENDEL  vive en Villa Mercedes, una localidad ubicada en la provincia de San Luis a 732 km de Buenos Aires y trabaja como docente de Carpintería en una escuela Técnica. En el ámbito particular Carlos es luthier.


Cuando le pregunto si tiene algún punto de contacto su profesión de luthier con la fabricación de una reclinada responde, si bien no hay mucha similitud con la luthería, creo que ambas actividades sí están ligadas por la creatividad.
Continuando con su reseña Carlos recuerda su nuevo intento por tener una reclinada. Un día buscando otra vez algún modelo para construir, conocí a Enrique Demarchi, que me brindó su apoyo incondicional y salió la actual reclinada!



-Probé varias formas con la dirección y no resultaba, vi uno de los modelos de Demarchi, con dirección debajo del asiento, hice la prueba y me resultó muy cómodo. Este tema fue la parte más compleja del proyecto. La primera experiencia a bordo fue un poco inestable, le consulté a Enrique y me respondió que sólo era cuestión de acostumbrarse.  


Así comienza la gestación de una reclinada. Prueba y error, paciencia y creatividad para lograr el objetivo...pedalear tu propia creación.

Carlos me cuenta que usa en su reclinada en ruta para hacer actividad física. En la ciudad me resulta todavía un poco complejo el manejo, por el tránsito vehicular.



Respecto a la reacción de la gente cuando lo ve pedaleando su reclinada me dice, Cuando me ven circular con la reclinada, me observan como "bicho raro", algunos se animan a preguntar y mi respuesta es muy simple: "es la bici más cómoda que he usado, sólo el que la usa puede entenderlo"





Este es el molde de madera que ayudará a dar forma al futuro asiento de la reclinada, una de las piezas que necesariamente tendremos que fabricar porque no es posible "rescatarla" de otra bici en desuso como ocurre con otras partes de una bicicleta reclinada. 




Observese los huecos practicados al costado del molde que sirven para el anclaje de las morsas que ajustarán las maderas encoladas a las curvas que sugiere el molde.


Carlos exhibiendo el asiento terminado al retirarlo de la prensa. Tal vez éste sea una de las etapas de construcción de su reclinada, donde su oficio de luthier le facilitó el trabajo. -El molde lo fabriqué con las curvaturas que me pasó Enrique Demarchi - me cuenta, lo hice con 3 terciados de 3 mm y tuve que humedecer con agua caliente para facilitar el curvado , luego coloque cola vinilica para luego prensarlo. 


Por último le pedí a Carlos un consejo para aquellos que están pensando en hacerse una reclinada y me dijo, “mi consejo es que se animen, prueben y traten de copiar modelos que ya están probados. Aclaro que corté, soldé, pinté muchas, muchas veces! Pero aunque a veces me sentí decepcionado, seguí adelante hasta lograrlo!  

LAS MEDIDAS DE LA RECLINADA

El cuadro está fabricado con caños estructurales de pared 1,6 mm. Distancia entre ejes: 104cm . Altura del piso al asiento: 62cm. Altura del piso a caja pedalera: 70cm. Se regula la distancia según la altura del ciclista. El rodado es 26-20.


Nota de redacción: Mi permanente agradecimiento a ENRIQUE DEMARCHI por haber hecho posible este artículo al facilitar el contacto con Carlos Wendel, y por su incansable trabajo en favor de las reclinadas y tantos otros temas que provocan su inquieta creatividad. A Enrique lo pueden encontrar en RECUMBIKE ARGENTINA