domingo, 31 de julio de 2016


martes, 19 de julio de 2016

CRÓNICA DE UN DOLOR DE CULO ANUNCIADO

Las conocidas dificultades “ergonómicas” de las bicis tradicionales (dolores en diversas partes del cuerpo tras su uso), parecen ser un dictamen inapelable a que se busquen alternativas más amigables para el usuario. 
Sin embargo, nada parece cambiar la actitud autoflagelate que adoptada la mayoría.
Aquellos que ya encontramos la solución en las reclinadas seguimos preguntándonos, ¿cuántos futuros usuarios de las bicis abandonarán su práctica antes de conocer la comodidad de desplazarse en una bicicleta reclinada?   
¿Cuántos culos doloridos tendrán que pedir clemencia antes de conocer el plácido asiento ergonómico de una buena reclinada?

Lo que sigue, son algunos jocosos guiños en favor de nuestros queridos velocípedos reclinados. 

En un imaginario juicio a un ciclista desertor…

-¿Puede explicarme por qué abandonó Ud. el ciclismo?- pregunta el juez en tono imperativo.
-¡Por EL CULO señor! …¡el dolor de CULO me estaba matando!
-¿Y no encontró ninguna solución mejor que dejar el ciclismo? repregunta el juez.

-¡Claro que sí su señoría ¡– responde el ciclista- Hice todas las pruebas posibles…levanté y bajé el asiento decenas de veces, lo cambié por uno de cuero, otro de competición, asientos con gel, cambié mi badana y no pasó nada señor juez….EL CULO me pedía a gritos que dejara el ciclismo.

-¿Y nunca se le ocurrió utilizar una BICICETA RECLINADA? Preguntó el magistrado.
-¿Qué es eso señor juez?

El imputado fue condenado por abandonar el ciclismo y por IGNORANCIA.

El video que sigue es una canción interpretada por ANINA ANYWAY, una cicloturista que señala a voz en cuello y a calzón quitado, una de las principales  incomodidades del ciclismo tradicional.

¿No será que viene siendo hora que se conozcan más las reclinadas?


jueves, 14 de julio de 2016

IMPRESIONES DE UN RECLINADO RECIÉN LLEGADO.


Mariano es un recién llegado al mundo de las reclinadas.
Su bicicleta fue construida por Enrique Demarchi en Venado Tuerto y como debutante en ésta modalidad me interesó conocer su opinión al usar su flamante reclinada. 

-Me llamo Mariano, soy de Venado Tuerto – Santa Fé - Argentina. 
En primer lugar quiero agradecer a  Enrique por la construcción y desarrollo de esta bicicleta y por ayudarme a lograr este objetivo. 
En cuanto a los beneficios que te da una bicicleta reclinada entiendo que son muchos.
Podemos mencionar que trabajan muchos músculos, principalmente abdominales y piernas, la espalda  no sufre, al igual que las articulaciones.

Se mejora notablemente la parte de la respiración, etc, etc.
Me siento autorizado a opinar de esta manera –dice Mariano-, ya que durante mucho tiempo fui entrenador físico deportivo.


 -"Hoy anduve un rato por camino de tierra y rurales y se comporta muy bien la doble suspensión ... ya que siempre circulé por pavimento y hoy pude comparar...
Anteriormente a eso, circulando por el acceso de pavimento durante 2 km me prendí a rueda a otros ciclistas que iban bastante rápido... no los pasé, pero mantuve el ritmo con normalidad y sin cansarme...
La bici anda bien y yo también adaptándome arriba de ella...¨

¨La recumbent que usa Mariano -me comenta Enrique, constructor de la reclinada- dada su estatura, la modifiqué cambiando la horquilla trasera y colocando una rueda 28.  Con esta conformación de rodado y su fuerzas de piernas, hace que la recli tenga muy buena velocidad final. Originalmente era 24-24 y la adapté a su talla alargando la pedalera y los anclajes del asiento para ganar espacio.¨

Viajar en una bicicleta reclinada-continua Mariano- te permite mirar hacia tu interior, estar conectado y concentrado con la naturaleza, es increíble, no te cansas de pedalear, tienes mucha libertad en tus movimientos y sientes que estas planeando.  
Se comparten muchas vivencias, expectativas e inquietudes andando en ella.
Cuando la utilizas experimentas una sensación de alegría, de plenitud y pedaleando te viene al cuerpo una energía vital intensa. Sientes  que no envejeces jamás.

MARIANO

¡¡GRACIAS MARIANO por dejarnos tan optimista y entusiasta opinión de las bicicletas reclinadas.