sábado, 27 de diciembre de 2014

Vuelta al mundo en reclinada: CUANDO LOS DIOSES DEL CAMINO DICEN “BASTA”.



Un inusual accidente en la India truncó la aventura de la pareja de ciclistas reclinados que se proponían dar la vuelta al mundo pedaleando sus Azub.

Según informan en su blogg, Irene sufrió un fuerte golpe en la columna al caer de un camello en el que realizaba un recorrido turístico en aquel país.
El camello hizo un brusco movimiento que dio por tierra a la viajera fracturándose dos vértebras.
Desde ese momento, los problemas que nadie quiere tener cuando está lejos de casa se presentaron todos juntos. 

Guías sin conocimientos de primeros auxilios, transportes inadecuados para un accidentado que debe permanecer inmóvil y hospitales carentes de recursos médicos fueron solo algunas cosas que debieron afrontar tras el accidente.
Finalmente, Irene  fue ingresada en un moderno hospital de Nueva Delhi donde recibió una atención médica calificada.
A raíz del lamentable accidente y de las lesiones recibidas, Joel e Irene debieron abandonar su aventura a 6 meses de iniciada la misma.
Los viajeros finalmente pasarán las fiestas tradicionales en Francia a donde regresaron en avión, en lugar de recibirlas en Nepal como lo habían planificado.


Aquellos que seguíamos atentamente la aventura de estos extrovertidos reclinados, lamentamos a la distancia la interrupción del viaje, al tiempo que le deseamos una rápida recuperación. Ellos desde Francia prometen nuevas aventuras. ¡¡LOS ESPERAMOS!!
Puedes acceder a conocer sus historias de viaje en  http://cyclomigrateurs.fr

domingo, 14 de diciembre de 2014

AZUB Max

domingo, 7 de diciembre de 2014

MODIFICAR TU RECLINADA, A UNA RECLI CON LA DIRECCIÓN BAJO EL ASIENTO


Por. Sandro Rivero
Cuando fabriqué mi primera reclinada en  2009,  en Internet se decía  que la dirección bajo el asiento era un poco difícil de dominar. Contrario a esto se sostenía que la dirección sobre el asiento, era más “amigable” con los principiantes. 
Esa fue la razón por la la hice mi primera reclinada con la dirección alta.
Esa misma bici, es la que ahora reformé colocándole la dirección bajo el asiento, como forma de experimentar la otra configuración.
En este post les muestro el proceso de “mutación” por si a alguien le sirviera el trabajo.



Proceso de modificación:

La que muestro aquí es solo una de las maneras en la que se puede construir una dirección bajo el asiento.
No es la única pero facilita la "mutación".


-Para comenzar, debes comprobar si en tu reclinada tienes espacio suficiente entre la base del asiento y el caño del cuadro o la cadena que pasa debajo de él.
-Si tienes que levantar el asiento para darle cabida al nuevo sistema de dirección, ten en cuenta que una vez sentado, tus pies deben llegar al piso cuando detienes la reclinada.
-En mi caso, tuve que levantar el asiento unos 3 centímetros para dejar que el manillar se moviera sin tocar en ninguna parte.

Por eso soldé una pequeña lengüeta perforada con la cual conseguí levantar y acercar un poco el asiento al eje de la dirección.

-La potencia usada esta hecha con el caño de una bici vieja al que le soldé en uno de sus extremos el “ojo” donde se aprieta el manillar. En el otro extremo lo soldé al tubo que normalmente se "mete" y se ajusta en la horquilla delantera .
La curvatura que tiene la potencia,  permite que ésta se mueva al ras del cuadro y se meta bajo el asiento sin tocar en ninguna pieza.
-El largo de la potencia es de 17 cm pero se puede adaptar a tus necesidades dependiendo de la distancia que tengas entre el asiento y el eje de dirección. Yo procuré que el manillar quedara ubicado directamente bajo mis posaderas. 
-El manillar de 72 cm de ancho es muy cómodo, pero eso no quita que obtengas los mismos resultados con uno de menor anchura.
En este sistema de dirección, el ancho del manillar es algo a tener en cuenta. Si lo haces muy estrecho tus brazos quedarán muy pegados a tu cuerpo y puede limitar el radio de giro. También será más fácil que los extremos del manillar toquen la base del asiento cuando haces un giro pronunciado.

En mi opinión, conviene lograr un equilibrio entre lo estético y lo funcional. Si vamos a ser "raros" que lo sea por algo estéticamente "digerible".
-El este experimento, el manubrio está construido con un manillar de MTV en su parte central al que se le soldó en las puntas los extremos de  un manillar de una bicicleta playera.
También se lo puede fabricar doblando un caño con el diámetro de un manillar de fábrica y evitarás así  las soldaduras.


Funcionamiento:

Impecable. Produce movimientos directos , precisos y no presenta ningún inconveniente en el manejo.
El radio de giro, que me preocupaba al comenzar la "mutación" , finalmente no presentó problemas. Si bien es algo mas restringido que con el manillar alto, el nuevo radio de giro me permite maniobrar en los mismos lugares de siempre sin problemas. Si ponen atención, que la bici doble muy cerrado es importante solo cuando la movilizamos en espacios reducidos y generalmente sin que estemos nosotros encima de ella. En marcha, un pequeño golpe de timón, mas la inclinación que hacemos naturalmente al doblar en una bici, nos ayudará a tomar todas las curvas sin problemas.


Adaptación:
-En mi caso, subir y  salir andando fue una sola cosa. No tuve ningún inconveniente con el manejo ni con el equilibrio, pero habría que probarlo con una persona que nunca anduvo en reclinada, para ver si las dificultades a las que se hacía referencia en internet son reales.
Al andar, la sensación, que lo único que tienes por delante son tus piernas, puede desconcertar un poco al que nunca manejó una reclinada, pero para el reclinado avezado esto se convierte en un placer. De repente no "hay más reclinada" solo tienes delante tus piernas y el camino. Al principo se extraña un poco el no ir con los brazos al frente sosteniendo el manubrio pero te adaptarás rápido.

Mando de cambios:

En este experimento usé los mismos  mandos Shimano que ya tenía colocado en la reclinada.
Solo fue necesario ajustarlos en cada extremo del manillar y listo.
También es cierto, que colocados como se ve en la foto, el peligro de romperse es mayor si la bici se te cae en casa o te das un revolcón en la calle.

Debido a razones ergonómicas, ambos juegos de palancas de freno están colocados ligeramente apuntando hacia afuera.
Esa posición permite pulsar las palancas de frenos cómodamente, ya que la posición de las manetas siguen la línea recta que se describe entre los hombros, brazos y manos.


Ventajas:

-La estética de una bici “sin manillar” es más original que una con la dirección sobre el asiento,en donde aún guarda cierto parentesco con las tradicionales. El manillar bajo ayuda aún más a romper con la idea socialmente aceptada de lo que debe ser una bici.
-Con las pruebas hechas hasta ahora, no puedo concluir en que el manillar bajo el asiento sea menos aerodinámico que el otro.
Teóricamente debería serlo porque es un poco mas ancho que el que tenía y eso aumenta el área frontal de la bici, pero una conclusión mas "científica" demandaría una prueba con ambos manillares y en las mismas condiciones de velocidad y de viento para legitimar cualquier conclusión.
Lo que no se puede negar, es que es muy cómodo, original y  que la apertura del pecho que se consigue hace que puedas respirar a  todo pulmón.
Con la dirección alta, tus brazos no "cuelgan" del manillar  sino que descansan su peso en él.
-Con el manillar alto yo experimenté alguna molestia en los hombros cuando pedaleaba durante mas de una hora. 
Llevar los brazos colgando seguramente era el motivo de la molestia, pero con el manillar bajo eso desapareció.
-Con esta configuración, la reclinada  puede ser usada por gente de mas alta que uno.


Mi hijo Matías -por ejemplo- ya no podía usar mi reclinada, porque con su altura, las rodillas le tocaban en el manillar.
Con el manubrio bajo solo ajusta el largo de pierna y sale andando.
-La panorámica que se obtiene también es un punto a favor. 
De pronto no tienes nada que se interponga entre vos y el camino. ¡ESPECTACULAR!
-La colocación de la potencia y el manillar es sencillo de hacer, solo tienes que tener la paciencia de ir probando cada paso.
-El peso del conjunto (dirección bajo el asiento) es menor del que yo tenía con el manillar alto y eso se nota.
En mi reclinada, una varilla roscada recorrían interiormente todo el caño que sostenía el manillar alto y seguramente eso lo hacía mas aún pesado.
En el manillar bajo la potencia se ajusta como cualquier otra bici ya que se utilizan componentes standar. 
 Al no existir el anterior manubrio, la altura total de la bici ahora esta dada solamente por el respaldo del asiento. Así mide 115 cm de altura.

Inconvenientes:
-Con la nueva dirección es más incómodo subirse a la reclinada aunque después terminas acostumbrándote.
-Debido al ancho del manillar puede parecerte que en alguna puerta de tu casa quedarás atorado cuando intentas salir con ella.
-Para moverla sin montarte en la recli es un poco mas incómodo tomarla del manillar, pero no tendrás problema para guiarla desde el respaldo del asiento.
-Necesariamente tendrás que  reubicar los accesorios que tuvieras colocados en el manillar alto.
A la ciclo computadora, luces y espejos tendrás que conseguirle otra ubicación en la recli.
El espejo montado en el extremo izquierdo del manillar. Se suelda una tuerca dentro del caño del manillar donde se enroscará el espejo. Previamente le recorté el soporte de éste porque el espejo era de moto y el brazo era muy largo. 

La forma que encontré de instalarle la ciclo-computadora a la recli con este tipo de dirección. No es absolutamente cómodo porque debes bajar la vista hasta tu entrepierna pero sirve. Tampoco lo puedes poner muy alto en ese lugar porque te incomodará al subir y bajar de la recli.
En este caso instalé una ciclo-computadora inhalámbrica cuya distancia para que funcione no debe superar los 60 cm entre el imán que va en la rueda delantera y la ciclo-computadora. Colocado así funciona sin problema porque está a solo 30 cm de distancia.


-Subir el asiento unos 3 centímetros me aleja los pies del suelo. 
Cuando debo parar en un semáforo eso me obliga a apoyar las puntas de los pies para sostenerme .
Esto me pasa, si me quedo cómodamente sentado con la espalda contra el respaldo mientras espero el cambio de luz.
Por el contrario, si una vez detenido, me incorporo en el asiento no tengo problemas en apoyar los pies.

En resumen, la dirección bajo el asiento es una solución cómoda, algo mas voluminosa que una dirección común y muy distintiva de una reclinada.
Cuando la uses, definitivamente estarás fuera de la estética del ciclismo tradicional. 
Pedalear en una "reposera" mientras la manejas sentado sobre el manillar te hará parecer como un vago o un extravagante...aunque no creo que cambies el disfrutar una reclinada por la opinión de los neófitos.
-Finalmente; no te parecerás en nada a un esforzado ciclista de ruta…PERO DISFRUTARÁS DE LA COMODIDAD QUE ELLOS NO TIENEN. 

7/03/2015- Lo que les advertía un poco mas arriba me pasó hoy. Un descuido al dejar la reclinada mal parada terminó con la bicicleta en el suelo y el golpe hizo que se rompiera el manillar en una de las soldaduras que le había hecho para conectarla con la rueda delantera.
El peso de la reclinada agregado a la palanca que ejerce el ancho manillar fueron suficientes para romper la conexión de la dirección.

Algo mas que quería comentarles después de tener un poco mas de experiencia con la dirección bajo el asiento es lo siguiente.
Cuando tomo una curvas rápida y debo inclinar la bici acompañándola con el cuerpo, la dirección bajo el asiento no me da tanta confianza como la dirección alta. Tal vez me falte mas práctica y eso sea todo.

jueves, 4 de diciembre de 2014

LAS RECLINETAS VISTAS DESDE EL CIELO

Todo aquel que alguna vez empuñó una filmadora, con la secreta intención de convertirse en un Spielberg subdesarrollado, habrá sentido la necesidad de conseguir planos aéreos que enriquecieran sus tomas.
Pues ahora, la tecnología ha cumplido aquel sueño. 
Hoy, los drones hacen que las cámaras vuelen y nos acompañen mansamente a la altura de nuestras bicicleta o se eleven convirtiéndose en nuestros ojos en el cielo.
Este es un recursos fílmico, que los reclinados Peruanos utilizaron  en este video, donde registran sus andanzas a bordo de sus "reclinetas".

Despegándose de lo que son las tradicionales tomas de los videos caseros , aquí se muestra como se ven los reclineteros peruanos a vuelo de pájaro.  


lunes, 3 de noviembre de 2014

TRICICLO SEMI-RECUMBENTE PARA TRASLADAR PERSONAS.


De Ricardo Peña ya hemos hablado en este blog, dado que Ricardo ha construído varias bicicletas reclindas y trikes.
Este venadense que reparte sus pasiones entre la construcción artesanal y el automodelismo slots, comparte aquí una  uno de sus últimos trabajos, una bicicleta de tres ruedas para transportar dos personas.


Se trata de un triciclo de rodado 20, con dos asientos y configuración asimétrica, el cual cumple la función de trasladar a personas con algún tipo de discapacidad motriz. 
Esta va sentada a la derecha del conductor, puede llevar cinturón de seguridad, opcional un brazo móvil y rebatible de apoyo, como también algún otro elemento de seguridad llegado el caso.
Esta construcción, realizada en caños redondo de 1 y 1/4 de pulgada y algunos refuerzos en menor diámetro, conforman la estructura principal de la bicicleta especial, el resto de los componentes, son elementos de bicis conseguidos en cualquier bicicleteria.
Los asientos de fibra de vidrio diseñados especialmente para el conductor y acompañante, son tapizados en su face final para dar confort y buen diseño al vehículo.

sábado, 25 de octubre de 2014

GUIDO Y SU NUEVA RECLINADA 20-26

Guido Gentile entre otras cosas es un aficionado a los temas astronómicos, pero también tiene intereses más terrenales, como por ejemplo fabricar sus propias bicicletas reclinadas.
Amante al cicloturismo y residente en Villamagna -Italia, este constructor casero aceptó nuestra propuesta de mostrar aquí su mas reciente trabajo, una reclinada baja 20-26.


Esta no es su primera reclinada construida en casa, por eso Guido nos cuenta que , estaba indeciso si optar por una reclinada 26-26 o 20-26, pero finalmente decidí probar la configuración 20-26 porque yo ya había experimentado con otras combinaciones .
-Una vez - comenta Guido- que terminé de soldar el marco y alinear bien ambas ruedas, armé el  resto de la bicicleta para probar si todo funcionaba bien.
Allí  vi que la cadena tocaba uno de los brazos de la horquilla trasera, así que lo corté y volví a soldarlo más arriba para permitir el paso libre de la cadena.
Así fue que la horquilla trasera quedó asimétrica.
Terminado el trabajo probé la reclinada en el camino y ahora, que lo he hecho durante dos semanas yendo con ella al trabajo puedo dar una sentencia definitiva.
 Esta reclinada es más baja que las otras, es muy fácil de maniobrar y no siempre toco la rueda con mis pies.
En cuanto a velocidad anda muy bien, hice 70 kmh cuesta abajo y la bicicleta  va recto y estable. También se  arranca con facilidad  en ella.
En bajada es especialmente veloz seguramente favorecida por su buenas características aerodinámicas.
Cuesta arriba es igual a mis otras bicis, aunque si fuera más liviana quizás sería mejor, (pesa 17 kg) .
-Pienso que si tuviera que hacer una reclinada más liviana ligera y competitiva , debo usar perfiles de acero con espesores 0,5 mm , pero luego soldarlos sería un problema porque debería  llevárselos a un profesional que suelde con  tig .
Me gustaría tener una reclinada de  10 kg de peso, pero definitivamente me costaría más de que un producto industrial.
Entonces, mejor comprar directamente un producto de fábrica que  al menos podemos estar seguros de que funcionan bien y son estéticamente e mejor.
Es por eso que siempre trato de encontrar soluciones caseras sin gastar mucho, de hecho, trato de recuperar todos los restos de materiales utilizados.

Desde aquí nuestras felicitaciones a Guido por su trabajo y por su buena disposición a compartirlo con los lectores de mi blog.
Sandro Rivero


domingo, 19 de octubre de 2014

Recli-Aventura: LA VUELTA AL MUNDO EN RECLINADA

Sin pretensiones de “justificar” su viaje con alguna razón filosóficamente trascendente, este Alemán de 24 años se lanzó al camino con una bicicleta reclinada, 15 kilos de equipaje y una meta clara…recorrer el mundo en bici. Cuando volvió a Würzburg su ciudad natal, dos años y ocho meses después, atesoraba en sus alforjas la experiencia vivida en 32 países y 53.997 km recorridos.


-“Siempre fui una persona curiosa. Quería saber cómo eran otras culturas, cómo se comportaban las personas, cómo se organizaban.
Siempre quise ver lugares hermosos. Esta experiencia fue única" -dice el viajero-mientras se explica  saltando del inglés al español. 

Michel Leisner cumplió su sueño viajero a bordo de una Streetmachine Gte by HP Velotechnik.
Antes de emprender su viaje no tenía experiencia y no conocía las bicicletas reclinadas.
Internet y otros viajeros le dieron la certeza de que éstos vehículos reclinados serían la solución para su aventura ya que Michel sufría como muchos de molestias cuando utilizaba las bicicletas comunes.

Cuando regresó a Alemania visitó la fábrica de la marca  ubicada en Kriftel para  hacerles saber sus impresiones sobre el desempeño de la Gte durante el viaje.

Antes de iniciar su aventura Michel había trabajado como mesero con el fin de reunir los 8000 dólares con los cuales afrontó la travesía.

Lo extenso del viaje obligó a Michel a medir sus gastos, lo que lo alejó de hoteles y lo obligó a dormir en su carpa, estaciones de bomberos y en casas de personas que le brindaron cobijo.

Cuando se le preguntó sobre las razones de su viaje, dijo que su motivo era simple, ver el mundo con sus propios ojos sin que entre él y la realidad se interpusieran miradas ajenas.

La minúscula presencia del ciclista en medio de un camino de cornisa. Con marcha silenciosa se abren paso en medio de la exuberancia de la selva boliviana.

 Entre los recuerdos que atesoró del viaje, el reclinado recuerda el gesto de una familia que lo cobijó en su casa.
Era entonces su cumpleaños, y sus anfitriones lo sorprendieron con un pastel de aniversario y las felicitaciones del caso.
Su cumpleaños anterior lo había pasado solo, en medio del desierto y a miles de kilómetros de su casa y familia.
La curiosidad que despiertan las reclinadas en cualquier parte del mundo, en este caso en Chayambe, Ecuador.


Todas no fueron rosas en su periplo por el mundo. Desde que salió de Alemania, tuvo que comprar 4 teléfonos celulares, ya que sufrió igual cantidad de robos desde que llegó a México para recorrer América Latina. Fue también asaltado en Colombia en la noche y a plena luz del día en Ecuador
Michel recorriendo la Selva Negra en Alemania. Aire fresco, verdes prados y pueblos tranquilos según palabras del viajero.

Cuando se lo consulta Michel recomienda a aquellos que quieran viajar, que sigan sus sueños, porque simplemente depende de la voluntad de cada uno. “Quizá mucha gente les diga que va a ser un viaje muy peligroso, o es una pérdida de tiempo, pero simplemente depende de cada uno”.











Suiza, el idilio de pedalear en medio de una postal.

Si picas aquí puedes ingresar al Facebbok de Michel para ver las hermosas fotografías y videos que tomó durante su viaje.

viernes, 5 de septiembre de 2014

UN TRIKE PARA ANAHÍ

Entre curiosos y admirados, los habitantes de Venado Tuerto la ven pasar a bordo de una de las últimas creaciones de Enrique Demarchi. Se trata de un Trike Python  con el cual Anahí, su propietaria, ha ganado la libertad de moverse por las calles de la ciudad a sus anchas.

Enrique debió echar mano a esta configuración dada las particulares prestaciones que debe atender este trike.
A raíz de un accidente en su infancia, Anahí perdió ambos brazos, por lo que era necesaria la creación de un  vehículo que pudiera impulsarse y dirigirse únicamente con los pies.
La Python –agrega Enrique- se conduce solamente con las piernas, posee un freno delantero contrapedal de bicicleta playera, y su chasis o cuadro pivota en el centro de su estructura para poder girar.


La rueda delantera es rodado 24, lo más grande que pude usar para tener un diámetro óptimo y efectivo, ya que el rodado 26 no daba la medida para la distancia ideal y cómoda entre la base del asiento y los pedales".
La configuración como triciclo responde a la necesidad de contar con una estabilidad confiable en todo terreno.


Enrique (constructor del trike) supervisando el desempeño de Anahí y de su flamante vehículo.


Anahí y Enrique en un alto en el paseo de prueba del Python.

La construcción de este prolijo trike unió el trabajo y creatividad de Enrique a otras voluntades que también ofrecieron su aporte.
-Te cuento  - dice Enrique - que dos amigos de forma anónima se sumaron a este proyecto, aportando dinero y materiales para que sea una realidad. Hoy Anahí circula por todo Venado Tuerto con esta bici, banderín, destellador y casco colocado. No ha tenido problemas en el tránsito y la respetan en cada calle y esquina. En otras palabras termina diciendo Enrique , "le cambió la vida... simplemente eso..."



Gracias Enrique por compartir tu nuevo trabajo y felicitaciones a Anahí por su nueva independencia ganada a todo pedal.
¡¡Anahí, bienvenida al mundo de las reclinadas!!
Sandro Rivero


Comentarios..
La forza di volontà e una cosa che non si può fermare .la ragazza e la dimostrazione che tutti possono pedalare ,io ho grande stima per lei ,sicuramente il trike che guida da grande libertà e indipendenza ,mille volte brava. Guido Gentile   Italia/Villamagna

(traducción): 
La fuerza de voluntad es algo que no se puede dejar de valorar y es la demostración de que todo el mundo puede montar. Siento un gran respeto por ella, seguramente el trike que conduce le da una gran libertad e independencia. Mil veces bueno.   Guido Gentile    Italia /Villamagna


¡Bien por Enrique!     
Pacomi    España