sábado, 22 de diciembre de 2012

EL FABRICANTE DE "VELOCIPEDOS MUTANTES"

Basta que un pedazo de bici y una idea se junten en su taller, para que salgan de allí transformados en un ”velocipedo mutante”. Gustavo es lo que se dice un “fana” de las bicicletas y aquí nos muestra alguna de las creaciones salidas de su "laboratorio".
Gustavo Rodriguez vive en la populosa zona de Lanús en Buenos Aires donde trabaja como cerrajero, pero su pasión por las bicis ha hecho que de su taller salgan algo más que llaves y cerraduras. 
De su "laboratorio" al que le gusta llamar "Taller de Velocípedos mutantes", nacen diversidad de modelos que son producto de su trabajo y que pueden ir desde una bicicleta alta, una a remo, de carga o una reclinada.



“Ya hace aproximadamente tres años que hago bicis por encargo –nos cuenta- y hace poco abrí una página en facebook, con los trabajos que vengo realizando, se llama HAM hecho a mano.
Gustavo participando con una bicicleta alta de una de las salidas de Masa Crítica en Buenos Aires

Gustavo es activo participante en las marchas Masa Critica donde cientos de ciclista inundan Buenos Aires para celebrar su amor por estos vehículos y a esta forma no contaminante y saludable de moverse por la vida.
Allí muchas de sus creaciones se mezclan rodando con ciclistas de todo tipo que disfrutan de ver sus "inventos" en dos ruedas.
Una de sus reclinadas preparadas para hacer cicloturismo
Sus modelos también son usados por él mismo para hacer salidas de cicloturismo por distintas partes del país.


La conocida curiosidad que despiertan las reclinadas por donde quiera que pasen.
Cuando recuerda algunas de sus salidas cicloturísticas dice,"en los lugares que visité -reconoce Gustavo- siempre tuve una muy buena reacción de la gente, desde sonrisas hasta alguna carcajada, acompañada de un grito de felicitación o aliento pero siempre con buena onda”.
Sin palabras...la comodidad de las reclinadas se nota en la postura relajada del ciclista.

"Aunque hace tiempo que no te escribo quería compartir con vos y los seguidores de tu blog, algunas de las bicis que hice, unas para mi y otras por pedido".








Gustavo en un viaje de cicloturismo por Córdoba

Acá te mando unas fotos de las ultimas reclinadas que fabriqué y de los viajes que realicé con ellas.

jueves, 13 de diciembre de 2012

OSCAR TIENE NUEVA RECLINADA

Oscar se define como un reclinado de tres ruedas. Tal vez por eso, cuando fabrica una recli de dos ruedas extraña  la "despreocupada estabilidad" que brindan sus trikes.
 En medio de su verde jardín cordobés este inquieto químico industrial nos presenta su reciente creación.

Aguijoneado por la ansiedad que lo impulsa cuando tiene una idea en mente, Oscar creó esta reclinada con doble suspensión y  un sistema de dirección que se puede utilizar tanto con el manubrio en posición superior como bajo el asiento.
"Tiene -comenta Oscar- rodado 20 /26, una distancia entre ejes de 113 centímetros.  Del centro del eje del pedal al piso hay 75 centímetros y desde la parte baja del asiento  (donde se apoyan las asentaderas) al piso  63 centímetros.

Como verás tiene amortiguador en la rueda  trasera con dos posiciones, en una el ángulo del tubo de dirección queda con 63 grados y en el otro con 70 grados aproximadamente. Lo hice así para ver el efecto de ese ángulo sobre la maniobrabilidad.
Adelante tiene una horquilla con amortiguador que me regaló mi amigo recunbero Efrain.

Si te fijas en la foto notarás que también tiene todo el sistema instalado para colocar el manubrio bajo el asiento, con el brazo con rotulas.

Estuve manejando la recli con los dos sistemas y me resultan indistintos con respecto a la maniobrabilidad...tengo que hacer varios kilómetro para acostumbrarme .
El asiento de la reclinada me resulta cómoda, a lo que no me acostumbro todavía es su estabilidad ya que como tienen el centro de gravedad alto y voy algo tenso...tal vez tenga que hacer varios kilómetros hasta que me acostumbre.


Cuando insisto sobre la diferencia entre los dos sistemas de dirección Oscar me responde, " al final, le saqué el manubrio convencional  y lo coloqué bajo el asiento, no se que decirte sobre la eficiencia de cada tipo de dirección, necesito andarla. Yo soy hombre de triciclos, en  las bicicletas reclinadas  que he hecho manejo tenso, no se si seré yo  el que no se siente seguro o si son problemas de diseño.

La noto muy briosa, hasta pensé en alargarla un poco para que el peso no quede tan adelante.
"Como dice Enrique Demarchi,  después de la tercera saco conclusiones. Yo le di dos puntos al amortiguador trasero para tener dos ángulos en la dirección de 63 y 69 grados... de eso no tengo conclusiones claras, después  que la ande te cuento. Pienso que las dimensiones, distancias y ángulos están bien porque saque las medidas de una azub como la de la foto".


Oscar en plena prueba de su nueva reclinada. A juzgar por la foto, el tema de la estabilidad parece haber mejorado , ¡si hasta saluda y todo!

miércoles, 28 de noviembre de 2012

EL PROFE QUE ANDA EN TRIKE

cuando la gente lo ve a Osvaldo en su trike reacciona de las mas variadas formas ...menos con indiferencia. Hoy, acostumbrado a la “notoriedad móvil” que provoca su vehículo, este docente de 47 años nos cuenta sobre la construcción de su trike  y como lo utiliza a diario en sus recorridos citadinos.
Osvaldo Pocchettino vive en Bell Ville, una ciudad ubicada a la vera de la Ruta 9 (Panamericana) en la provincia de Córdoba-Argentina.
Desde niño la bicicleta fue su principal medio de transporte y hoy , su movilidad depende de éste prolijo trike color naranja que utiliza para pasear con amigos o moverse por la ciudad.
Cuando le pregunto como llegó al mundo de los reclinados Osvaldo apunta; "me encontraba buscando información por Internet y encontré este tipo de vehículo, que me llamó mucho la atención y luego de pensarlo bastante, (ya que tenía poca experiencia en soldadura eléctrica), me decidí a construir mi propio triciclo reclinado.


Busqué mucha información por Internet, no solo páginas en castellano sino también en otros idiomas, por lo general en aquellos donde están más difundidos este tipo de vehículos. Al final mi triciclo surgió de un plano encontrado en Internet  (jetrike.com), pero al cual adapté a mis necesidades. Por ejemplo, Osvaldo debió estrechar el tren delantero para que su trike pasara por el portón de su casa.
¿Que tipo de material utilizaste para construirlo?
-"Al ser un diseño sacado de un plano, utilicé los materiales allí indicados, siendo los principales tubos estructurales de 30 x 30 y 25 x 25 ambos de 1,6 mm de espesor. Para la construcción del asiento utilicé tubos redondos de ¾” x  1,6 mm espesor.-
Todo el diseño fue soldado con soldadora eléctrica utilizando electrodos de punta azul acorde al espesor de los tubos".



Cuando hago destastaco el buen aspecto y los cuidados detalles de terminación que presenta el trike, Osvaldo se refiere a la pintura del mismo.
"El cuadro esta pintado con esmalte sintético color naranja y negro-me cuenta. Para esto utilicé un soplete y la otra con aerosol, dado que era la primera vez que utilizaba soplete para pintar. Al final mejoré las imperfecciones con aerosol".

¡Cuál fue la etapa del proyecto que te resultó mas dificultosa?
"Toda la construcción del triciclo me dio un poco de trabajo -dice Osvaldo-, dado que nunca me había embarcado en un proyecto así.
También me llevó muchas horas de insomnio pensando en como resolver algunos detalles.
Al cuadro me costó bastante armarlo por su característica doble y porque todo lo alineé a ojo, lo que me llevó a cortar y soldar varias veces.




El sistema de dirección  también se me complicó un poco, dado que no opté por el diseño del plano, sino que fue lo más parecido al de la bicicleta.
Si me lo permitís –dice Osvaldo- quiero aprovechar la ocasión para agradecer la información que me brindó en su momento Rafael Rivera sobre el diseño del sistema de dirección. Desde aquí muchas gracias!!!

Al finalizar la construcción del triciclo llegaron los problemas- recuerda el profe - ya que la pedalera me quedó demasiado alta debido al cambio del sistema de dirección que yo hice, sin saber si debía optar por otro tamaño de rodado delantero. Así fue que tuve que cortar y soldar hasta obtener la altura adecuada.


(Arriba) Las ruedas tensoras de la cadena están hechas con ruedas de roler.
(Abajo) Imágenes de la polea que permite el deslizamiento del cable del descarrilador delantero. Está hecha con una rueda guía de esas que se usan en puertas corredizas la cual adapté para poder montarla al cuadro del triciclo.

¿Y cómo te las ingeniaste para hacer el Asiento del trike?
Para la construcción del asiento y al no contar con una dobladora de tubos, lo resolví cortando cada cierta distancia pequeñas muescas en “V” sobre  el tubo para luego soldarlas hasta obtener la curva deseada.- El mismo esta cubierto por una lona con pequeñas perforaciones de uso en camiones o también en reposeras (sillas playeras), lo que la hace ventilada y no transpira tanto la espalda. Por detrás está tensada con un cordón de algodón. Usé de este tipo de cuerda, porque el de nylon se con el tiempo se termina aflojando.
Para su construcción y para el que este interesado en construir este tipo de asiento te dejo un link que remite a una página de Internet en inglés.-
Como tarea final-indica Osvaldo-, agregué un porta alforjas construidos con restos de dos porta equipajes al que coloque una pequeña mochila que me permite llevar cosas con más comodidad.-


El apoya cabeza esta hecho con un rodillo para pintar, al cual le coloqué una goma espuma y le hice con cuerina el forro armándolo de la misma forma en que estaba el rodillo. Luego una varilla roscada lo mantiene unido a la estructura fijándolo con una contratuerca y una tuerca ciega que le da terminación.


¿Cómo reaccionan los cordobeses cuando te ven circulando por la ciudad en un trike?
"Te diré que encontrás de todo, y los que hemos tenido la oportunidad de armar un vehículo de este tipo bien lo sabemos. Algunos te estudian a medida que te miran de arriba del auto mientras te siguen, otros te preguntan donde la compraste o te felicitan por el trabajo realizado, otros te dicen cosas como “vos si que vas cómodo ahí arriba” o están aquellos desubicados que te gritan alguna grosería. También están los niños que con su inocencia te piden se lo prestes para dar una vueltita.-

Todo esto te hace sentir un bicho raro al comienzo, y al estar en la mira de todo el mundo, al principio no es fácil, cosa que tenés que superar, pero a medida que te van conociendo pasas a formar parte de lo “normal”.




Dibujos y partes del tren delantero así como la matriz para darle la comba a la dirección del trike. 


Respecto al uso que hace de su trike Osvaldo cuenta; en el comienzo al triciclo lo utilizaba para salir a pedalear con los muchachos trikeros los fines de semana. Después, comencé a ir al trabajo o hacer mandados por el barrio, cosa que sigo haciendo en la actualidad.
Me gustaría poder hacer una salida cicloturística por los alrededores de la ciudad, pero por el momento es solo un sueño.
Por último Osvaldo nos confía uno de sus proyectos futuros diciendo, "mi intención ahora es hacer una bici reclinada, proyecto que lo tomaré con bastante tiempo y tranquilidad, pero cuando tenga algo concreto te enviaré fotos.
Y allí lo dejamos a Osvaldo Pochettino regando comentarios a su paso por las calles de Bell Ville mientras circula con su trike y sueña con su próximo proyecto.

Páginas consultados por Osvaldo durante la construcción de su trike:
https://sites.google.com/site/recycledrecumbents/file-cabinet

Para descargar archivo pdf del formato del asiento de estructura metálica y maya plástica.
http://www.fleettrikes.com
Sugiero esta página, esta en inglés pero tiene posibilidad de selección de idioma español. En la misma, investigándola se sugieren muchos planos y construcción de diferentes partes para el trike. Sirve como orientación.

martes, 20 de noviembre de 2012

CUANDO LAS RECLINETAS VIENEN BAJANDO



Disfrutan sus "reclinetas" en las sinuosas bajadas de las carreteras peruanas donde las recumbent entregan las mejores prestaciones ayudadas por su aerodinámica.
Este video  muestra un paseo en reclinada por la selva de Chanchamayo para llegar a las cataratas de Bayoz en Yurinaki pueblo de Ashaninka en la región central de la selva del Perú.
Aquí Gregor (la reciente incorporación polaca al grupo de reclinados peruanos), Eddy Callirgos y el Oso Ronald muestran las delicias de manejar una reclinada en bajada.
También me cuentan que por " primera vez vamos con un carro que nos acompaña y lo usamos algunas veces para que nos arrastrara en las subidas".
La cámara estuvo a cargo de Gisela Castro y la música es de Omar Ochoa.
¡Disfrútenlo!

domingo, 11 de noviembre de 2012

PARTICIPAR EN LA PARIS-BREST-PARIS CON UNA RECLINADA

Por momentos siente que está en la torre de Babel. Ciclistas de todo pelo, color e idiomas lo rodean unidos por una sola cosa…el amor por el ciclismo de larga distancia.   Si no fueran que son muchos, cualquier "normal" pensaría que a estos tipos algo les falla, porque no entienden como les puede gustar hacer tantos kilómetos en bici. Es la largada del  París-Brest-París y allí está Javier Bouza (45) un español de Zaragoza que se dispone  a recorrer los próximos 1200 km en un plazo máximo de 90 horas como lo marca la prueba.
A mas de un año del acontecimiento, Javier nos desgrana sus recuerdos de esta particular experiencia.
Los primeros metros –recuerda Javier- intento ser prudente ya que todos salen como locos.  Tras salir de la ciudad, voy a buen ritmo primero en un grupo y luego solo, pero al poco rato pillo a un grupo de 4 americanos equipados todos ellos con Bachettas.  Van muy rápido, pero gracias a mi peso en varias bajadas les he recortado terreno y al final les chupo rueda.



Jacquie Hafner, una 

amazona en dos ruedas.
Me pongo en diagonal con una chica rubia con trenzas que esta cañón, y a la que intento no mirar demasiado no sea que me estrelle en alguna curva. 

Javier utiliza una Metaphysic de Metabikes con dos ruedas de 700 cuyo peso ronda los 18 kg. ya que carga unos 5 kg de equipaje.
Para quienes no saben, estos randonneur  son cicloturistas autosuficientes que llevan todo lo necesario a cuestas y no son competitivos, solo disfrutan el ciclismo a su manera y a su paso. 
Saben que la velocidad es enemiga de la distancia y que en este tipo de pruebas falla antes la cabeza que las piernas. 


“Tras rodar un rato con los americanos –Continúa Javier- les dejo marchar, llevan un ritmo muy elevado para mi gusto.  Sigo yo solo y como la carretera esta más despejada tengo tiempo de fijarme un poco en el paisaje.  Ruedo entre campos de cultivo y bosques, y el paisaje es muy bonito.
Cuando consulto a Javier sobre la preparación que demanda una PARIS-BREST-PARIS, me dici “hay que hacer mucho fondo, de baja intensidad y mas tiempo que tus entrenamientos habituales. El domingo había que hacer 140 Km, pero al llegar a casa alargaba 20-30 Km mas yendo a algún lugar cercano a casa. Es importante no ir a tope de pulsaciones, es mejor ir a como mucho el 80 % de las pulsaciones máximas para no pasarte de revoluciones y agotarte a 100 km de casa teniendo que volver como un alma en pena.


Cuando  le pregunto sobre si es mejor hacer la París-Brest-París en reclinada que en una bici normal, Javier dice:” la diferencia entre hacer la PBP con una bici normal o reclinada no es tan grande.  Subes mejor con la recta, pero bajas mejor con la recli y llaneas igual con las dos(hay que tener en cuenta que las velocidades medias en esta prueba son relativamente bajas llaneando. 20-28 Km/h mas o menos de mínimo y máximo)  Haces tantos kilómetros que da lo mismo una que otra.  Llega un momento en que estas tan cansado y con tanto sueño que pedalear tumbado o sentado es lo mismo.  Solo cambia que te duelen menos el culo y la espalda que en la recta.  Además de eso, la salida se hace antes con la reclinada que con las rectas y no puedes ir con los amigos los 600 primeros kilómetros (yo por lo menos no podía perder 3 horas; el tiempo de diferencia entre mi salida y la de mis compañeros).  Una cosa muy importante es que hay que entrenar y probar todo lo que vas a hacer durante la prueba.  Debes entrenar a rodar de noche(importante llevar unas buenas luces con sus repuestos) y con sueño, a rodar, parar a comer una comida decente con un 1º, 2º y postre y volver a rodar, rodar con calor, frío, lluvia y viento, etc, etc.


-“Al llegar a Loudeac (km 449), esta otra vez Carlos de Okocicle esperándome para ver cómo voy.  Sello la cartilla y charlo con él un rato.  Como ya es la hora de meter algo al estomago, vamos de nuevo al comedor. El comedor esta de bote en bote y tras coger la comida voy a sentarme con Carlos.  Veo a los del Cástulo que ya están comiendo y en un rato que viene un tipo barbado a hablar con Carlos, reconozco al Capi.
En este descanso Carlos me dice que un ciclista americano ha muerto tras ser arrollado por un camión en Merleac.  Realmente es triste venir desde tan lejos a disfrutar en lo que más te gusta para morir atropellado por un camión”.

"Tras salir de Villaines ruedo tranquilo de noche por carreteras en las que se ven un reguero de luces rojas por delante mío en la carretera.  Ruedo sin problemas de sueño ya que es la primera noche, pero ya veo a mucha gente que ya se ha tumbado a descansar en los arcenes de la carretera en la hierba fresca.  Los kilómetros se me empiezan a hacer largos y sobre todo aburridos.  A eso de las 6h 30’ de la mañana decido parar a comerme un bocadillo porque veo que el aburrimiento y la largura de lo kilómetros se debe a que no he comido hace rato y estoy empezando a flojear.

-Paso por Carhaix (Km 525) a las 4 y media pasadas de la mañana donde  sello y sigo.  Al poco de salir veo que el dormir tan mal me ha afectado… La carretera es en ligera subida y avanzo poco a poco como puedo.  A eso de las 6 de la mañana veo que me cuesta horrores pedalear, voy superlento y me pasan hasta los caracoles. 

Terminados los 1200 km, el equipo completo posa para la tradicional foto con el afiche de la París-Brest-París. De izquierda a derecha: Julián Montañes (56), Raúl Choque (44), José María Sosa (49), Oscar Lopez (37) y Javier Bouza (45).

Finalmente Javier completó el recorrido regresando a París con 1.200 km a cuestas y compartiendo la ruta con sus amigos. Cuando le pido una conclusión final para su historia me dice:

 “Por ultimo, decirte que quien se mete en este mundo y le gusta ya no tiene solución, se engancha y no puede salir (te hablo por propia experiencia).  Eso supone que te vas a gastar mucho tiempo y dinero en luces, transportines, planes de entrenamiento, salidas con el coche a ver las rutas de las brevets, etc, etc, etc. Por último Javier concluye: prefiero tardar mas, ir con amigos en la prueba y pasármelo bien, que ir mejor de tiempo y aburrirme como un hongo yo solito”.


Nota de redacción: Gracias Javier por todo el material aportado y por la paciencia al responder mis preguntas. Los lectores interesados en el tema pueden visitar su blog en:  http://breveteros-globeros.blogspot.com.es/   

Aquí  les dejo un video para que puedan asomarse  al espíritu de esta   prueba del  ciclismo de larga  distancia.
Por. Sandro Rivero

viernes, 9 de noviembre de 2012

RECLINARSE EN USHUAIA




Ushuaia es uno de los lugares paradisíacos del sur argentino. Desde allí me escribió Javier García, un entusiasta de las reclinadas que recorre esos parajes pedaleando sus propias creaciones. Aquí nos muestra una sencilla reclinada de tracción delantera que se construyó con material que encontró en la calle.


Te escribo - dice Javier - para agradecerte esta linda magia que se genera al encontrarnos en tu blog los que andamos y previamente armamos nuestras propias reclinadas.    Comparto aquí estas fotos de la nueva bici que armamos en Ushuaia.  El pasado sábado, después de 2 meses de caminar y caminar por las calles e ir encontrando de a poco las partes para poder empezar con la reclinada.
El cuadro es de una moto chica tipo scooter que encontré junto a algunos otros hierros un sábado a la noche frente a un taller de motos. Los cuadros y horquillas aparecieron en diversas partes de la ciudad. Solo bastó con conseguir una sierra y una lima para empezar a preparar las partes.Estuve acampando en Ushuaia desde septiembre a orillas de un arroyito en donde lentamente fue llegando la idea de la forma de lo que sería la bici.El asiento es de una butaca de bebé que con el acolchado correspondiente logra ser muy cómoda.



Lo difícil fue encontrar el momento para hacer algunas soldaduras, principalmente para fijar la horquilla trasera y asiento, para lo demás utilicé tuercas y partes de un asiento común para fijar transición.


La bici al principio tenía cambios pero quedó solo con una relación para darle una estética bien simple. Aquí hay muchas subidas y bajadas pronunciadas y por eso le puse una corona de 30 y piñón de 15 dientes y un solo freno trasero de manera que no lleve muchos cables.
Diariamente la utilizo para ir a trabajar a la fábrica y le aporta a la vida cotidiana algo muy especial.
Espero que les guste y aporte, un granito de arena a esta hermosa locura que nos une.
Ignacio participando de una bicicleteada a bordo de otras de sus creaciones, una bicicleta del tipo de las ZOX que fabrica un empresario argentino en Alemania.
¡Un saludo y abrazo gigante a vos y todos los demás que comparten ideas y obras!       Ignacio Garcia Enciclo

sábado, 27 de octubre de 2012

ARMARON SU RECLINADA CON PARTES DE BICICLETAS EN DESUSO


Este es un buen ejemplo de que cuando se quiere se puede, solo fueron necesarios unos cuantas partes de bicicletas abandonadas, ingenio, trabajo y las ganas de tener una reclinada nacida de sus propias inventivas.


"Estimado Sandro,  paso a contarte como surgieron las cosas para comenzar a construir mi reclinada. Un día voy a un taller de bicicletas que está a dos cuadras de mi casa por un arreglo de la bicicleta de mi nieto y comienzo una charla muy amena con el tallerista, referente a todo tipo de bicicletas.  En esa conversación me manifiesta que le gustaría hacer una reclinada ya que le tientan  los desafíos de construir cosas diferentes.
Le propongo entonces que me haga una reclinada, que yo le ayudo, entonces este amigo oriundo de Tacuarembó me dice “ y si hacemos dos una para Ud. y otra para mi” , a lo que acepto inmediatamente.
Aquí la reclinada es solo un colage de piezas pero ya comienza a revelar sus formas.

"Le digo que mire tu blog así después intercambiamos ideas y al otro día de la charla comenzamos la construcción de la reclinada.
Concurrimos a un predio de un chatarrero y compramos un cuadro de Winner Z y otro de una Ondina 1000; utilizamos el caño inferior, el triángulo trasero, los puentes para el amortiguador y la horquilla con amortiguación.
Esta (que era para rueda 26) fue cortada a medida de una rueda 20 y de esa forma nos quedó una reclinada con amortiguación delantera y trasera, super cómoda.
La reclinada mostrando la horquilla delantera modificada y un tubular soldado en el triángulo trasero donde se atornillará el monta carga trasero.

Con los caños de la Ondina 1000 realizamos la parte delantera donde va la caja pedalera, ya que los caños encastran bien unos dentro de los otros, son exactos, a la medida, (estos cuadros son una gran solución ya que resulta dificultoso encontrar caños que calcen perfectos unos dentro de otros (la Winner Pantera también tiene este tipo de caños).
Todos estos hierros –nos comenta Juan Francisco- nos costaron aproximadamente $ 200.00, más $ 50.00 de electrodos y unos $ 40.00 más del disco de la amoladora.
Las ruedas son con llantas de aluminio de  perfil alto, mazas de aluminio con rulemanes y el resto de los materiales de una bicicleta montaña; triple plato 22-32-42 y un piñón de siete coronas 14 -32.

Las medidas de reclinada son las siguientes:
Alto de la caja pedalera 63 cms.
Alto de la base del asiento 64 cms.
Largo entre ejes 1, 10 m
Largo total de la reclinada 1, 80 m.
Altura máxima de la reclinada 1,22 m

Le colocamos un apoya cabeza, luz roja trasera instalada en el mismo, dos luces led delanteras, una parrilla porta alforjas de aluminio y los enganches en el eje trasero para el trailer mono rueda.
Las guías del apoyacabeza son de una reposera que encontré tirada con un montón de basura.
Con parte de los caños hicimos el soporte para las luces delanteras y el resto del apoyacabeza fue hecho con pedazos de un manillar.
El asiento es de fibra de vidrio y fue construido por Sandro Rivero, (dicho sea de paso es el gran responsable de que en este momento yo no tenga ninguna bicicleta convencional ,ja,ja,ja,ja; me dijiste una vez que después que uno monta una reclinada no hay marcha atrás).
Constructores: Gustavo Furtado y Juan Fco. Carrizo.
Ciudad de Trinidad-Dpto. de Flores-Uruguay.


La nueva reclinada ya equipada para algún futuro viaje cicloturístico.
Un trailer casero tipo  Extrawheel completa el conjunto de esta reclinada trinitaria.


Gustavo Furtado y Juan Francisco Carrizo junto a la nueva reclinada.

Esta es la historia de esta reclinada doble suspensión 20-26, he andado por la ciudad y me resultó muy cómoda y liviana.
Así a grandes rasgos fue todo lo que pudimos construir y de esa forma , aportar algo. ¡Reclinados salud! Un abrazo y espero que te sirva todo este material, suerte y muchas gracias por tu interés.-
                                                                      Juan Fco. "Chino" Carrizo Flores