lunes, 29 de noviembre de 2010

Ángel Baña: "VIVIR" SEVILLA EN UNA RECLINADA

Admite no tener interés de competir con nadie salvo consigo mismo. Le gusta hacer tranquilos paseos en bicicletas por las amplias plazas y la red de ciclo vías de su ciudad.  Con la guía de Rodrigo (taller de reclinadas) descubrió la posibilidad de hacer lo mismo de siempre pero con mas confort.  Hoy Ángel Baña tiene su propia reclinada Azub Apus y recorre los maravillosos lugares de Sevilla en su flamante rodado.  Así nos cuenta su llegada al mundo de las reclinadas y la reciente creación de su propio blog el cual aconsejamos visitar.

Dice Ángel;“Un propósito que tengo con el Blog es que sea un medio gráfico que estimule al uso de la reclinada por mi ciudad (Sevilla), pues reúne excelentes recorridos tanto para hacer deporte con ella como para recrearte disfrutando de paseos tranquilos (muy tranquilos) por sus diferentes lugares (parques, avenidas con carriles bici y zonas peatonales lindas donde se comparte el espacio con los peatones).
Ángel en plena “tarea docente”. Es importante que cuando surge el discípulo encuentre al maestro. Para muchos, dicidirse a probar una reclinada supone vencer muchos prejuicios y ahuyentar el miedo al ridículo.

Angel suele circular con una mochila conteniendo papelillos con la URL de su blog  dice, “los entrego a quienes muestran interés en la reclinada (cosa muy frecuente), e incluso en ocasiones les posibilito que la monten (hasta que no me dan seguridad llevo la bici controlada sujetándola por el cabezal). 
Les indico la clave del equilibrio en el comienzo (presión constante en pedales y acción combinada de los frenos).
Estoy muy contento con la adquisición de la Azub Apus, pues sirve para mucho correr y para ir al paso de peatones lentos, con facilidad para moverme entre ellos.
La rueda delantera de 20" y el asiento lo más atrás y bajo posible hacen que para mi estatura (1,74 m.) quede perfecta para los arranques y frenadas, sin que tenga que incorporar el cuerpo lo más mínimo.
Al asiento "Ventisit" tuve que ponerle una pequeña "almohadilla" en el contorno delantero (sujetada con belcro adhesivo) para no irme resbalando hacia adelante conforme rodaba. Quizás para una posición mucho más tumbada no hiciera falta, pero importante para la que uso, ideal para la ciudad. La zona de riñonera la aumenté un poco más por un cojincito amplio al efecto bajo el ventisit.
Y otro asunto interesante para la conducción por ciudad es lo referente a los sujetapies (rastrales) y en el modo que los tengo, y lo mismo el tipo de pedales a usar. Te adjunto sobre esto una imagen donde se percibe el tipo de pedal, bastante ancho y sin pinchos metálicos que puedan dificultar el arrastre del pie en parada rápida, y un rastral que al quedar abierto no atrapa el pie tanto en salidas de éste hacia abajo como hacia el lado; y otra cosa importante de éste es que te permite el control del pedal para estar listo en rodar la bici en cualquier momento tras alguna parada rápida donde es importante arrancar de seguida (sin tener que hacer que gire el pedalier para poder impulsar un pedal). El peso del sujetapiés (poquito pero suficiente) hace que el pedal quede en posición frontal para llevar a él rápido el pie que pusieras en tierra.
Suelo llevar siempre ambos rastrales encajados (y aún más en situaciones de riesgo de tener que parar rápido o hacer maniobras rápidas) y para parar dejo siempre encajado el pie que queda listo para iniciar la marcha. De esta manera controlo muy bien los movimientos de la reclinada en maniobras no fáciles. Estas son algunas de las consideraciones del flamante reclinado sevillano sobre su máquina y su reciente experiencia. Puedes visitar el blog de Ángel en donde logra una atractiva mezcla de texto e imágenes y en donde no faltan los videos e incluso la letra de una canción inspirada en su reclinada: http//.bicicletasreclinadas.blogspot.com

7 comentarios:

Angel Baña Ruiz dijo...

Apreciado amigo Sandro:

Es maravillosa tu capacidad de síntesis y, al mismo tiempo, amplitud de contenido en todo cuanto planificas de información sobre las Reclinadas.

Ha sido un placer el que pasaras por mi Blog en tu búsqueda reciente sobre más de las reclinadas, y te estoy muy agradecido por todo cuanto tan acertadamente has puesto de él y de mis pretensiones con el mismo en tu Blog que tanto valoro por lo que aporta al mundo de los reclinados y de donde pude tomar interesante información cuando estaba indagando acerca de las características de la reclinada que debería comprar y que más tarde solicité a Carlos, de Okocicle, quien terminó complementando la orientación que yo precisaba.

Por mi parte, estoy percibiendo cómo crece el interés por las reclinadas en mi ciudad, y de seguro que pronto seguirá aumentando el número de reclinados sevillanos, donde somos ya cuatro.
La CicloVida (CicloVía) se inició el pasado día 7 en Sevilla y ya tiene fechas de un domingo al mes para los 4 próximos. Confío que estos preciados eventos, donde las reclinadas sevillanas vienen participando, se conviertan en un puente del ciclismo al mundo de las reclinadas.

Un abrazo a ti y otro a todos los reclinados en general.

Angel Baña (Sevilla –España-)

Sandro dijo...

Ángel:
Gracias por tus elogios a mi ”supuesta capacidad de síntesis”, pero es casi una necesidad resumir para que el lector de Internet (que generalmente es un poco haragán para la lectura) termine cada artículo.

-Los videos que pusiste en tu blog están muy ilustrativos sobre todo de la agilidad de maniobra que tiene tu Azub. Seguramente se debe a la corta distancia entre ruedas y la dirección sobre el asiento.

-Al igual que tu, suelo salir con unas tarjetitas para entregar a algún interesado. Allí explico alguna ventajas de las reclinadas mas alguna dirección electrónica, pero el uruguayo es bastante retraído y aunque te observa, generalmente no pregunta. A lo mejor uno da la impresión de ser un bicho raro y eso los espanta.

-Me gustó mucho la Azub, me imagino la emoción al verla salir de la caja donde venía. Aquí no se puede soñar con eso ni pidiéndoselo a los reyes magos.
Sandro Rivero

Angel Baña Ruiz dijo...

Hola Sandro:
La distancia entre ejes de ruedas es de 110 cm.
El manillar sobre asiento ofrece un poco más de maniobrabilidad en los giros, pero no mucha más y dependiendo de lo que te permitan las piernas respecto de lo que tengas que acercar el manillar a tu cuerpo cuando la distancia al pedalier no la puedes alargar más por nuestra estatura.
El ángulo de giro de mi manillar es como máximo de unos 35 grados, mientras que una bici convencional los podría dar cómodamente de 55 grados.
La clave de esas maniobras está en la lentitud con la que puedas hacerla cuando el giro es muy cerrado, donde la presión en los pedales no debe nunca faltar y controlando su efecto con los frenos.
Con velocidad el giro se facilita gracias al tumbado lateral de la bici, siempre que el suelo no sea resbaladizo y tus ruedas no tengan unas cubiertas muy duras, especialmente en la delantera.
No obstante, el tener la rueda delantera demasiado cercana al área inferior de tu cuerpo (asiento) hace que deba tenerse mucho cuidado con los giros cerrados. Todo será cuestión de ir adquiriendo destreza desde la confianza en tu habilidad y en los modos de tu bici. En todo ello es importante que el asiento quede lo más distanciado posible de la rueda delantera.

Por Sevilla la gente es muy abierta y no duda en hacerte comentarios en voz alta mientras paso, cuando no intenta pararte para preguntarte cosas. Esto último es habitual en los grupos de niños (de muy diferentes edades) de colegios con los que me topo con frecuencia en algunos parques, que piden te acerques para ver la bici con detenimiento y tratar incluso de que se la dejes probar.
Incluso en familias que pasean con hijos pequeños es habitual ya en mí que ante los comentarios de estos me pare con ellos para proponerles que me cambien su bici pequeña por la reclinada, y así dar motivo a conversar con toda la familia sobre las reclinadas en general.

La verdad es que he encontrado con la reclinada un modo interesante de conectar con muchos tipos de personas por Sevilla.
Un abrazo.

Rodrigo Martín dijo...

Hola Angel y Sandro. El blog se torna cada vez más interesante por el enriquecimiento con las diferentes experiencias de los usuarios de las reclinadas y por la sabia dirección de su administrador.
Es curioso lo que pasa con estas bicis y es que cuanto más la utilizas más te gustan y disfrutas.
Angel era reticente al principio, bueno más bien indiferente pero con el tiempo se ha vuelto super entusiasta y es que cuando se prueba lo bueno.....y por esto trata de transmitir este entusiasmo a todo el que muestra un mínimo interés e incluso anima a muchos a probarla con su ayuda.
Esta labor tiene que dar sus frutos mas pronto que tarde.
Ánimo para seguir en la brecha.
Saludos cordiales.
Rodrigo de tallerdereclinadas.

Juan dijo...

Hola a todos.-Soy un entusiasta de las reclinadas que vivo en Sevilla y me gustaría ponerme en contacto con vosotros para hablar sobre el tema.Tengo un blog (www.construyetus.blogspot.com),en el que busco colaboradores para una reclinada sin cadena.Me gustaría que lo viéseis y me diérais vuestra opinión.Un saludo y gracias.

Angel Baña Ruiz dijo...

Hola, Juan:
Ya te he remitido un mail para tratar de concertar una entrevista donde también asista Rodrigo.
Te indiqué mi teléfono y estoy pendiente de tu respuesta.
La propuesta de reclinada sin cadena que muestra tu Blog es interesante, si bien personalmente no me inclino mucho por las de tracción delantera. Cosa diferente es la idea del motor eléctrico aplicado a la rueda trasera, pero no para los que gustamos del pedaleo.
Un abrazo.
Angel

Rosa Cano Gonzalez dijo...

Hola Ángel! soy una chica de Sevilla que lleva tiempo averiguando acerca de las bicis reclinables ya que me encanta pasear en bici pero hace más de un año que no puedo debido a serios problemas en la espalda, me encantaría saber dónde podría encontrar más información en Sevilla ,muchas gracias !