domingo, 7 de julio de 2013

TRIKE CASERO: CUANDO QUERER ES PODER.

Martín y su hijo Lautaro (5) posando con el trike.


  1. Martín Fernández (36) no sabía soldar, pero eso no fue obstáculo para aprender los rudimentos del oficio y construirse el mismo el trike que hoy disfruta.  Este integrante de la policía Científica de Oriente, partido de Coronel Dorrego, Provincia de Buenos Aires, contó con la invaluable colaboración de Enrique Demarchi y hoy nos muestra orgulloso el resultado de su trabajo.

-“Este invierno – comienza diciendo Martín - me dediqué a “resucitar” el trike ya que el verano pasado me ocurrió un accidente con él.
Lo quise llevar a la playa y se me desprendió el porta equipaje del auto donde lo llevaba y se me cayó.
Así que resoldé algunas partes, las emprolijé, antioxidé y pinté y aquí les envío las fotos de la culminación de la primera etapa.

Ya lo estuve probando y anda de primera –dice satisfecho-, las ruedas delanteras las armé con llantas usadas, porque las anteriores eran nuevas y de aluminio y se hicieron “bolsa” con la caída.
Cuando Martín ahonda en los detalles recuerda, -antes había usado dos masas traseras de bicicleta playera en desuso,  les puse dos bolilleros con un tornillo de 12mm pero no me convencía mucho.
Esta vez usé dos masas convencionales, ya que me di cuenta que el tornillo de 12mm pasaba bien por los canastillos y el centro de la masa, entonces usé varilla roscada de 12mm con tuercas auto-frenantes y  coloqué unos conos que se utilizan para la reparación de los agujeros agrandados de las llantas de carro o camionetas (las venden en cualquier ferretería).
No es una solución perfecta –admite el trikero –pero  el tiempo dirá si funciona hasta que lleguen las masas de free style.

Al recordar algunos contratiempos del proyecto Martín reconoce que , - no di pie con bola con el largo de cadena, así que soldé dos masas traseras roscadas, puse dos piñones pase fino y lo armé con un eje largo que inserté haciendo un agujero en el cuadro.
Así dividí la cadena en dos tramos.
La ventaja de esto es que se puedes poner cualquier corona con cualquier piñón sin que se cruce la cadena.
Con esta configuración se puede trepar cualquier elevación.

Así describe Martín el equipamiento de su trike, -las manijas, una es de un sistema alivio de Shimano con 7 cambios y la otra de tres es de un sistema Altus de Shimano.
De las tres dos de ellas las saqué de una chacarita (desarmadero) junto con las horquillas y algunas otras cosas.


El asiento esta hecho con una vieja silla de caño, a la cual doblé trabándola en una escalera de pintor y así quedó curvada a la medida del cuadro.
El soporte lumbar lo hice torciendo los alambres de la silla con dos caños de diferente diámetro y los soldé al marco principal.
Lo único comprado que tiene el trike es un piñón nuevo a rosca Shimano de siete velocidades  y un sistema completo Shimano Altus (el mas barato de la gama media). 
Me vi en la necesidad de comprar algo bueno porque ando pisando los 120 Kg y no me lleva cualquier cosa.

Cuando recuerda la ayuda que recibió para su proyecto Martín dice - todo lo que a construcción se refiere se lo debo a Enrique Demarchi y sus publicaciones, él me envió por mail las medidas del cuadro, yo solo las cambié un poco. 
El cuadro central esta hecho de caño estructural de 40mm x40mm, los brazos de 40mm x30mm y la horquilla trasera de 30mm x 20mm.
Al consultarlo acerca de las dificultades del proyecto Martín responde, -  lo que más trabajo me dio fue soldar las horquillas, aparte no sé soldar, empecé haciendo el trike, así que las soldaduras me costaron horrores.
Cuando se refiere al tren delantero dice -para unir utilicé dos cabezales tipo rótula de varilla de cambios o de acelerador (la verdad no recuerdo)... luego a un caño un poco mas corto de 10 cm menos que el espacio entre los cañitos para poder regular la barra de dirección.
A este caño se le sueldan dos tonillos en las puntas y listo, dirección terminada.

Te comento –dice Martín- que el cuadro tiene algunos defectos mínimos que no se traducen al andar, pero que me molestan a la vista, cada vez que se sube otro me da bronca ver eso.
Por supuesto que solo yo me doy cuenta, pero la rueda trasera esta un poco inclinada y soldé las puntas que sostienen la rueda con la abertura hacia arriba, lo que me obliga a que las tuercas que la sujetan tengan que estar super apretada.

El programa que uso en el celular es de Android se llama Ipbike y lo utilizo porque me ahorro de colocar censores y tiene la ventaja que los registros aparecen en una pantalla con un tamaño mas grande.
¡ Felicitaciones Martín, buen trabajo!.-Lautaro - agrega - ya hace rato que me esta pidiendo uno, pero tiene cinco y no aprende a andar en bici, así que no se que hacer.

1 comentario:

Ricardo Sanchez dijo...

me podrias enviar tu e-mail?? me gustaria preguntarte algo //vassaromail@gmail.com