viernes, 24 de agosto de 2012

DIRECCION BAJO EL ASIENTO



Investigando algunas variantes para la construcción de mi próxima reclinada casera, me encontré con un diseño que a lo mejor ya conoces pero que me pareció bueno compartirlo.
Se trata de un sistema de dirección bajo el asiento que no es el utilizado en las reclinadas más conocidas  y que por lo menos resulta novedoso.
La idea presentada  en  un concurso de diseño organizado por Desingboom en Seúl, ha sido concebida por el diseñador francés Jean Davignon y propone sustituir los manubrios que giran  bajo el asiento del reclinado, por un sistema de palancas que el ciclista acciona moviéndola para atrás y para adelante.

El movimiento es trasmitido desde el manubrio a la horquilla delantera mediante dos varillas.
El diseño que se presenta más “limpio” que la mayoría de los sistemas con mandos a distancia, podría tener como ventaja, el estrechamiento del manubrio. No serían necesarios los 60 o 65 cm de largo que se requieren para permitir un giro cómodo sin que los extremos choquen con los costados del asiento.

El conjunto que resulta más estético a la vista que otros conocidos sistemas de dirección remota, no parece tarea difícil para un auto-constructor habilidoso, y aquí lo dejo por si es de utilidad para algún lector.
La idea de Davingnon conseguiría que  las manos del ciclista queden más cerca del cuerpo, lo que en teoría favorecería la aerodinámica de la bici a la vez que conquista una mejora estética.


Quien quiera sumar su opinión a éste artículo no tiene más que aportar su comentario al pié o escribir a mi correo y yo con gusto los sumaré al post.

4 comentarios:

capi dijo...

Me parece una buena solución y limpia como dices.
Lo tendré en cuenta si hago algo de este tipo de dirección.

Reclineta dijo...

Hola que bien hare mis pruebas con esta idea. que bueno gracias por colgar esta innovacion

Anónimo dijo...

http://www.recumbentblog.com/2010/10/04/davignon-gallery-swb-lwb-and-models/

ururecli dijo...

Gracias, muy buen aporte a la información. Desconocía que la idea ya hubiera sido llevada a la práctica. Saludos