lunes, 20 de agosto de 2012

RECLINADOS:" COMO SAPOS DE OTRO POZO"

La reciente compra de una mountain bike para mi hijo adolescente, me disparó algunas reflexiones trasnochadas respecto a nuestra particular condición de "sapos de otro pozo"  en el mundo del ciclismo.



Mi hijo Matías no había tenido problemas para usar la reclinada que yo le había construido. 
Si no andaba en la suya me pedía la mía para ir a casa de sus amigos, a la cancha de fútbol o a sus clases de inglés.
Alguna vez comentó muy contento, que la profesora le había felicitado por su bici y en otra oportunidad, recordó que un señor  le había dicho "una de éstas (refiriéndose a la reclinada) el otro día me pasó como parado, ¿son muy rápidas? 



En otras palabras, disfrutaba relajadamente, tanto de la comodidad de su reclinada, como de la "notoriedad" que le daba su particular bicicleta...pero le llegó la adolescencia y con ella la cosa cambió.

Aunque no lo presencié y él no me lo comentó, intuyo que alguna señal de sus amigos le hizo saber que llevar esa bici estrafalaria no estaba del todo bien. 
Al menos aquí en Paysandú, hoy la "onda" entre los jóvenes es montar una bmx o una montain bikes.
Pocas cosas son tan importante para un adolescente como ser aceptado  por su grupo de pertenencia y mimetizarse con él.
Por eso, para alguien joven y en formación, es problemático "desentonar" por andar pedaleando reclinado.
Como sabemos. los adolescentes son uno de los grupos sociales mas permeables a la publicidad, y a los nuevos iconos sociales...las marcas.
Por eso cuando GT, BMX, TRIKES o SCOTT, promocionan sus bicicletas publicando seductores anuncios, que son mensajes subyugantes  para cualquier adolescente.
Cuando le muestran a ciclistas que montando sus bicis observan un espectacular atardecer desde un promontorio en medio de la naturaleza, ese es un flechazo al corazón de los futuros ciclistas 

El joven asume que junto con su bici está comprando, la libertad y la aventura que vende la publicidad. Sin embargo, es posible que nunca abandone las calles de su barrio, ni vea atardeceres semejantes, ni se embarque en ninguna aventura igual, pero inconscientemente fantasea con obtener todo eso cuando compra de su bici.

Viky paseando por la ramba de Paysandú en un día de verano.
Mi pregunta es...¿llegará el día en que las reclinadas tengan una promoción semejante?
¿Se convertirán las reclinadas alguna vez en esos objetos  "fetiches" que comprándolos creamos conseguir, juventud, salud y aventura por el solo hecho de poseerlas?... o seguiremos siendo "los raros" y los sapos de otro pozo?
Si los jóvenes hoy siguen desconociendo la existencia de las reclinadas,¿ es razonable soñar con un futuro desarrollo de éste estilo?
Sostengo como siempre, que nadie desea lo que desconoce...entonces ¿cómo alguien deseará montar una reclinada cuando no conoce su existencia y mucho menos sus cualidades? 
Seamos sinceros...¿antes de conocer las reclinadas (de la forma que haya sido), ¿alguien se imaginó que algo tan simple y espartano como la bicicleta de siempre podía reinventarse?...entonces ¿ cómo alguien que ignora por completo su existencia puede interesarse por ellas?

Para terminar la historia, les cuento que Matías finalmente obtuvo su ansiada TREK, como premio por haber salvado un examen internacional de inglés. 
No será una reclinada, pero sirve para que volvamos a salir a pedalear juntos...él en su bici "socialmente aceptada" y yo en mi "marginal" reclinada. 
Cada cual a su manera disfrutamos del ejercicio, mientras  yo me dispongo a fabricar mi próxima reclinada. 
Es que estoy convencido, que conforme llegan los años, algunos ni nos molesta y hasta nos gusta a veces  ser "sapos de otro pozo". 
Sandro Rivero

P/D. Recién hoy pude probar la montain bike de Matías. Desde que me construí mi primera reclinada no había vuelto a montar una bici normal.
Y les digo, será muy TREK, muy liviana, estará muy de moda y todo eso... ¡pero no te perdona el culo, ni las muñecas, ni los hombros. ¡¡Joder hombre , que ya viene siendo hora de que la gente se dé cuenta!!!
__________________________________________________
Algunos comentarios sobre el artículo:

Hola Sandro, como sabrás, cada vez que actualizas tu blog recibo un correo y acudo puntualmente a examinar tu nuevo contenido.
Hoy ni quiero ni puedo perder la ocasión de felicitarte sinceramente por el último relato de tu peripecia personal-familiar. 
¡Lo que me he tenido que reír! jajajaja.   ¡Ah! y no te preocupes por tu hijo que la "fiebre" de la pubertad no le durará mucho y volverá por su propio pie a disfrutar del ciclismo  en lugar de sufrirlo.
Y en cuanto a nosotros los sapos... afortunadamente el nuestro es el pozo encantado...
Pacomi - España__________________________________________________

HOLA SANDRO.
Recién leí tu entrada... 
Cuando yo hice paracaidismo la gente me trataba de loco, que me iba  a matar, que porque no me dedicaba la fútbol.
"El paracaídas se inventó para salvar pilotos" dije, aparte es un deporte como otros. A los festivales iban los morbosos de siempre a ver si nos haciamos pelota. (hoy se salta en tandem, se vuela en paramotor y paratrikes).
 Con las tandem llevando ciegos me miraban como un loco. Hoy ya es normal verlas por aca rodando.
Y ni te digo de las reclis... somos 4 gatos locos... pero cuando me muera de acá a 20 años van a ser normales, y al cementerio me van a llevar pedaleando para adelante...con el cajón atrás. Hay que darle tiempo a las cosas.
La gente tiene cristalizadas cosas dentro de si... les cuesta cambiar... añoran el pasado... convidá a un amigo con una masita con manteca y dulce... pero pone el dulce abajo y la manteca arriba... y vas a ver la cara que pone.
Te mando un saludo.
Enrique Demarchi - Venado Tuerto - Argentina_________________________




"Quería manifestarte mi acuerdo con las opiniones incluidas en tu último artículo, muy emotivo por cierto, en el cual se incluyen reflexiones profundas sobre el mundo de los adolescentes -alguna vez vivimos esa etapa- y el extraño mundo de las bicicletas reclinadas, cuyos habitúes mayoritarios somos personas como tú y yo, que ya tenemos cierta edad a cuestas.
 Los reclinados seguiremos siendo bichos raros en cualquier sociedad, que no acaba de comprender las ventajas que esas extrañas bicicletas deparan para sus usuarios. Y, en el mundo adolescente, ser tomado como 'bicho raro' depara la falta de aceptación y el aislamiento para el individuo que ha sido así encasillado. Por ello felicito tu decisión de proporcionar a Matías una bicicleta convencional."
¡Ánimo, Sandro! Somos minoría y lo seguiremos siendo. Pero las personas que nos endilgan cualquier sanbenito a nuestro paso, por falta de curiosidad o por efecto del eterno control social que lleva a muchos a vivir a expensas de lo que los demás piensan o dicen, no comprenderán nunca es la comodidad y la versatilidad de nuestros vehículos.     Un abrazo a la distancia. 
Gonzalo Falconi - Ecuador________________________________

6 comentarios:

capi dijo...

Completamente de acuerdo contigo.
Pero es mas, es que incluso la gente mayor, colegas míos por ejemplo si se plantean probar mi reclinada, aunque sea por curiosidad. de unos 100 que somos en el club tan solo uno ha tenido la osadía, por cierto con éxito, de probar mi reclinada.
Es una pena, pero no debe ser problema de culturas diferentes porque esas sensaciones son a nivel mundial, creo.

Anónimo dijo...

En mi pueblo las únicas reclinadas que existen son las mías,cuando salgo a la calle en alguna de ellas,(con el perdón de la expresión"se me cagan de risa en la cara"más los grandes que los chicos),a estos les llama la atención;otra cosa hay muchos que les podrá doler el culo,los,codos o las muñecas,dejarán de andar en bici,pero no le hables de reclinadas,me han dicho yo no ando de ridículo;cada uno con su opinión;para mi no hay como andar cómodo.-

Anónimo dijo...

Estimado Sandro, los años me han enseñado a no seguir a la manada; de hecho no lo hacia ni de adolencente; seguir al resto es mas facil pero le cerras la puerta a tu forma de pensar; creer o sentir. Por ahora ando en mi plegable rodado 16 modernizada (fabricada en los años 70) y aunque la gente mire como bicho raro siempre digo "la manada me ch.... un h...o". Saludos desde Cañuelas Claudio Ramirez

P/d: tengo cortado los caños de mi proyecto reclinado, apenas tenga fotos y avance te las envio.

Luis Alberto dijo...

Sandro
Coincido con vos, cuando probas una
"marginal reclinada", se te van las ganas de subirte a una común, en mi caso prefiero que me miren como "sapo de otro pozo"; en el mundo hay lugar para todos. UN ABRAZO

Anónimo dijo...

Hola Sandro que buen articulo y lleno de sentimiento. Acá en mendoza pasa lo mismo y para no ser reiterativo hago la semejanza con el vino... Cuando era chico sólo nos dejaban mojar los labios cómo picardía, de adolescente ya era feo y ninguno tomaba esa bebida de viejos...un poco más grande la cerveza gano todos los lugares... Lo siguió el fernet infaltable en asados y hace algunos años reapareció ese jugo de uva que tan rico sabe y uno aprende lo que es bueno... Entonces hay que dejar que la cosa madure y ya vendrá el día que los dos salgan a hacer varios km en reclinada y compartir un buen malbec
Abrazo martín de mendoza

Anónimo dijo...

Sandro:
No hay mucho que agregar a lo expuesto en los comentarios anteriores . Lamentablemente esto es así , si la tele o una buena foto lo vende ... pocos lo dudan .
Pero lo importante , lo realmente importante es que tu proyecto existe y cualquiera que alla experimentado la especial satisfacción que genera disfrutar del resultado de algo que solo era una , idea sabe que pertenecer a "otro pozo" es , cuando menos , un privilegio . Exitos .
Maxi .